sábado, 24 de julio de 2010

Wilde - 10 que son más


Cada acierto nos trae un enemigo. Para ser popular hay que ser mediocre."

"El dinero no da la felicidad, pero procura una sensación tan parecida, que se necesita un especialista muy avanzado para verificar la diferencia."

"El medio mejor para hacer buenos a los niños es hacerlos felices."

"El mejor diplomático es aquel que habla más y dice menos."

"En el arte como en el amor la ternura es lo que da la fuerza."

"En el mundo común de los hechos, los malos no son castigados, ni los buenos recompensados. El éxito se lo llevan los fuertes y el fracaso los débiles. Eso es todo."

"Haría cualquier cosa por recuperar la juventud... excepto hacer ejercicio, madrugar, o ser un miembro útil de la comunidad."

"Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti."
"La compasión nunca puede sustituir al amor."

"Los hombres casados son horriblemente aburridos cuando son buenos maridos, pero son abominablemente presumidos cuando no los son."

"Nada envejece tanto como la felicidad."

"Nunca des explicaciones. Tus amigos no las necesitan. Tus enemigos no las creen."

____________________________________



Oscar Fingal O'Flahertie Wills Wilde (nombre completo) nació el 16 de octubre, de 1854, en Dublín, Irlanda, en el seno de una familia protestante irlandesa. Fue condenado a dos años de trabajos forzados tras un famoso juicio en el que fue acusado de "indecencia grave" por una comisión inquisitoria de actos homosexuales. Luego de cumplir la condena, abandona el Reino Unido, al cual nunca regresaría.
Algo escrito por una mente brillante:
Prosa
• El retrato de Dorian Grey única novela; 1891)
• La decadencia de la mentira (1889)
• El crimen de lord Arthur Saville y otras historias (1891):
o El crimen de lord Arthur Saville
o El fantasma de Canterville
o La esfinge sin secreto
o El modelo millonario
o El retrato del Sr. W. H.
• Intenciones (1891):
o La decadencia de la mentira
o Pluma, lápiz y veneno
o El crítico artista
o La verdad sobre las máscaras
• De profundis (1905)
• Teleny o El reverso de la medalla (1893); atribuido a él, aunque fue más un esfuerzo conjunto de varios amigos suyos que él pudo haber editado.
Cuentos
• El príncipe feliz y otros cuentos (1888):
o El príncipe feliz
o El ruiseñor y la rosa
o El gigante egoísta
o El amigo fiel
o El famoso cohete
o El reflejo
• Una casa de granadas (1892):
o El joven rey
o El cumpleaños de la infanta
o El pescador y su alma
o El niño estrella
Ensayos
• El alma del hombre bajo el socialismo (1891–1904)
Poemas
• Ravenna (1878)
• Poemas en prosa (1881)
• La esfinge (1894)
• Balada de la Cárcel de Reading (1898)
Teatro
• Vera o los nihilistas (1880)
• El abanico de Lady Windermere (1892)
• Una mujer sin importancia (1893)
• Salomé (1894)
• Un marido ideal (1895)
• La importancia de llamarse Ernesto (1895)

sábado, 17 de julio de 2010

Y Bolivar le dijo muy suavecito al oido...te amo!



Mi encantadora Manuela: Yo también me ocupo de esta ardiente fiebre que nos devora como a dos niños. Tú me has hecho idólatra de la humanidad hermosa, de Manuela. Créeme: te amo y te amaré sola y no más. – Simón Bolívar.

Hoy me gusta pensar en los héroes no como seres pétreos, incorruptibles, distantes de lo humano, al contrario, me agrada imaginarme sus vidas, no como superhéroes, eso es algo que Superman puede hacer, pero hasta el (a pesar de ser un allien) se hominizo, tiene su némesis, pero también conoce el amor, hoy al pensar en aquellos que guiaron los ejércitos de desarrapados hace 200 años para construir nuestras naciones, por eso me gusta imaginarlos humanos, así es posible sentirlos cerca, compartir sus anhelos y mirarlos en su tamaño natural.

Manuela Saenz, mujer que compartió el destino de “El Libertador” Simón Bolívar, el amor que se profesaban Simón Bolívar y Manuelita Sáenz ha sido testigo de lo que ambos gritan "amor letra a letra" sus cartas, sin embargo, el destino cumple su ciclo, el 23 de noviembre de 1856, ella mure de difteria y en la mayor pobreza, en Paita, Perú, mucha de su correspondencia fue quemada, su recuerdo ha sobrevivido y nos dice con voz al cuello que los héroes son humanos, así nos hace saber que a pesar de todo, el amor es una realidad, el deseo es la esperanza y el cuerpo el cáliz del que los amantes beben hasta el hastío.

Manuela estaba casada cuando conoce y se enamora de Bolivar, aquí incluyo algunos fragmentos de una carta que le escribiera Manuelita a su esposo, James Thorne.

Fragmento de una carta de Manuelita a su esposo, James Thorne.
No, no y no; por el amor de Dios, basta. ¿Por qué te empeñas en que cambie de resolución?!Mil veces no! Señor mío, eres excelente, inimitable. Pero, mi amigo, no es grano de anís que te haya dejado por el general Bolívar; dejar a un marido sin sus méritos no sería nada. ¿Crees por un momento que después de haber sido amada por este hombre durante años, de tener la seguridad de que poseo su corazón, voy a preferir ser la esposa del Padre, del Hijo o del Espíritu Santo, o de los tres juntos? Sé muy bien que no puedo unirme a él por las leyes del honor, como tú las llamas, pero, ¿crees que me siento menos honrada porque sea mi amante y no mi marido?

Déjame en paz, mi querido inglés. Amas sin placer. Conversas sin gracia, caminas sin prisa, te sientas con cautela y no te ríes ni de tus propias bromas. Son atributos divinos, pero yo miserable mortal que puedo reírme de mí misma, me río de ti también, con toda esa seriedad inglesa. ! Cómo padeceré en el cielo! Tanto como si me fuera a vivir a Inglaterra o a Constantinopla. Eres más celoso que un portugués. Por eso no te quiero. ¿Tengo mal gusto?

Pero, basta de bromas. En serio, sin ligereza, con toda la escrupulosidad, la verdad y la pureza de una inglesa, nunca más volveré a tu lado…
Siempre tuya, Manuela.
_____________________________

29 de febrero de 1825
Mi Libertador:
Sabe usted cómo ansío compartir el nacimiento de la vida. Conoce las veces que levanté mi voz airada por las condiciones ingratas que estamos compartiendo, de privación de sentimientos, de distancias y de ausencias reiteradas. ¿Cómo cambiar el sino que nos acompaña? ¿Qué debemos hacer para protestar frente a la realidad, y vencerla? ¿No podré, con usted, caminar llevando de la mano la ilusión convertida en la inocencia de voces infantiles? ¿Es que no fuimos elegidos para ser, además de amantes, hombre y mujer, padre y madre?

He interpelado a los Dioses de estas y otras tierras. Mi voz la han escuchado, si existen, los Achachilas de los Andes y el Cristo de la cruz de mis desvelos. Vea usted la fuerza que sale a borbotones del pecho que le da ritmo a su sangre, y que termina convertida en remanso cuando acepto resignada que otros son los mandatos que debo cumplir en este tiempo.

Y cuando llego a ese punto de sosiego, otra vez me vienen los rumores que acompañan mis angustias y me mantienen en vela buscando otras respuestas. No utilice su energía para reprender el acto de amor que voy a relatarle.

He recogido de usted la necesidad de encontrarle solución política a las diferencias que mantienen los patriotas de Lima y del Río de la Plata. En medio de ellas, están las provincias del Alto Perú, primeras en levantar las banderas de la libertad y las que mayor dificultades están debiendo sortear para alcanzarla.

La posición reflexiva del General San Martín en Guayaquil hace tres años, fortalece la necesidad de resolver la situación del Alto Perú con un estatuto político que le faculte a desarrollarse, respetando la decisión que le han hecho saber con insistencia y firmeza sus representantes. Por eso resulta injusta la airada comunicación que le hiciese llegar al General Sucre por la convocación a los diputados del Alto Perú a discutir su destino.

Si usted escucha la voz de su experiencia, desde Charcas, La Paz y Potosí, será más fácil establecer una relación positiva con V.E., que desde otras ciudades que mantienen algunas dificultades para resolver sus propias diferencias. Pero, y lo más importante, permitiría la construcción de un nuevo Estado en el que usted podría, desde el inicio, desarrollar la fuerza de la libertad sin las mezquindades que enfrenta permanentemente en la Gran Colombia. Esta república podría servirle para plasmar en ella los modelos democráticos tan caros a sus sueños y alejar las insinuaciones que rechaza tan airado cuando pretenden cambiar su condición de ciudadano por otra similar a la que termina de vencer.

Un pueblo agradecido con su espada y su voluntad de usted, puede ser el abono más extraordinario para que fortalezcan la justicia y las instituciones republicanas. He recogido de manera reservada algunas opiniones de la gente que le es fiel, y comparten el entusiasmo de ver nacer un estado con su nombre que tenga de usted el amor irrefrenable por la libertad.

Por eso le he puesto tanto empeño a esta encomienda que nadie me dio pero le pertenece, de dar nacimiento al fruto de mi entrega y que sobrevivirán nuestras vidas perpetuando su nombre. Permítame ayudar a multiplicar la libertad y juntos habremos logrado procrear una hija, que sólo usted y yo, sabremos es el producto de este sentimiento que desafía la barrera de los tiempos.

Ahora, que ya lo sabe, repréndame con indulgencia y con la dulzura con la que corrige los desvaríos de pueblos que aprenden a vivir su independencia. Su enojo será la mejor prueba que la Historia se construye con locuras de amor y de coraje. Y yo, veré nacer una hija que mantendrá en la eternidad mi tributo de reconocimiento a usted, gestado entre los nueve meses que están pasando desde el triunfo de Ayacucho y el primer aniversario de Junín.

Aliente la multiplicación de la vida y la libertad. Todos esperan su palabra para hacer más fácil el esfuerzo de ayudar a la Historia a reconocer su entrega por la causa de los pueblos.

Gozo con la idea como lo hago las veces que estoy en su compañía.

Manuela.
Manuela Sáenz,
Ecuador
_____________________________
10 de abril de 1825
Mi bella y buena Manuela:
Cada momento estoy pensando en ti y en el destino que te ha tocado. Yo veo que nada en el mundo puede unirnos bajo los auspicios de la inocencia y el honor. Lo veo bien, y gimo de tan horrible situación, por ti; porque te debes con quien no amabas; y yo porque debo separarme de quien idolatro! Sí, te idolatro más que nunca, jamás. Al arrancarme de tu amor y de tu posesión se me ha multiplicado el sentimiento de todos los encantos de tu alma y de tu corazón divino (…).
Bolívar
_____________________________

17 de noviembre de 1825 Señor:
Estoy muy boba y enferma. Cuán cierto es que las grandes ausencias matan el amor; y aumentan las grandes pasiones. Vd. me tendría muy poco amor, la grande separación lo acabó; pero yo que por Vd. tuve pasión, que ésta la he conservado por conservar mi reposo y mi dicha, que ella existe y existirá mientras viva. (…)
Manuela.
_____________________________

26 de noviembre de l825
Mi amor:
¿Sabes que me ha dado mucho gusto tu hermosa carta? (…) Lo que me dices de tu marido es doloroso y hermoso a la vez. Deseo verte libre, pero inocente juntamente; porque no puedo soportar la idea de ser el robador de un corazón que fue virtuoso y que no lo es por mi culpa. No sé cómo hacer para conciliar mi dicha y la tuya con tu deber y el mío. (…)
Bolívar

Manuela, Manuela Sáenz: mi voz que busca la entraña de tu conciencia de ser. Manuela tanta palabra -peldaño o viento o llave- Tú sientes como te quiero.... Tu sabes como mis brazos al imán de tus caderas en marejadas llamean. Mi sangre a tu sangre clama, Tu sangre es nido a mis nervios"
Bolívar

domingo, 11 de julio de 2010

1992 - 2010 18 años y ya no se recuerda.



A veces es indispensable recordar, debemos hacerlo sin importar el dolor o tristeza, a veces es necesario saber que si estamos aquí es para caminar, para aprender, para construir, a veces, solo a veces debemos de mirar y entender que cada ser humano es parte sustancial de cada uno de nosotros, por eso debemos recordar y el recuerdo debe ser de testimonio para no olvidar lo que paso, para que nunca vuelva a suceder.

Como todas las guerras, la de los Balcanes fue injusta, más sin embargo, fue una guerra que dentro de su estupidez demostró lo poco hominizados que estamos, esta fue una guerra de barbarie de odio entre civilizaciones, de la incapacidad de comprender que es posible formar naciones y construir un futuro sin gethos, ni muros y torres de control.

Esta guerra demostró como el rencor se torna casi genético, el miedo al otro, la otredad es inconmensurable, se le debe suprimir, sin embargo, el miedo pervive, el miedo trasciende los límites de la confianza y de la solidaridad.

Cuando estalla la guerra el mundo entero calla, voltea la vista, ese julio de 1992 no existe en la memoria colectiva, los francotiradores disparan en Sarajevo contra todo, no importa su edad, su sexo, su nacionalidad, su creencia religiosa.

Así ante la indiferencia la barbarie anida, se filtra por los poros y es acto cotidiano, mujeres violadas una y otra y otra vez, hombres y niños mutilados, campos de exterminio, limpieza étnica es la voz del destructor Slobodan Milosevic, sus fieles, sus secuaces, miles de ellos hacen, las manos están llenas de sangre y “ni todos los perfumes de arabia podrán limpiarlas”, la daga esta hundida y desgarra el alma humana, el mundo sigue sin ver, sin decir.

Guerra en el Golfo pérsico, Irak invade Kwait, el mundo peligra, apenas tres mese después de iniciado este conflicto más de 100 mil soldados, equipo y armamento están en el desierto listos para recuperar lo que es la paz, el mundo si escucho, si vio, el mundo actuó, poderoso caballero es don dinero…

Fue hasta que la sangre, el dolor y los gritos de las mujeres violadas, de los niños masacrados, de los pueblos arrasados y desplazados cuando el mundo escucho, cuando se intento frenar la barbarie.

Hoy la paz es tan frágil como el amor entre un hombre serbio y una mujer musulmana, no por ellos, sino por que todos están dispuestos a destruirlos con tal de evitar que ellos se amen.

Hoy toca meditar por esto, hoy toca pensar por que dejamos que esto sucediera, hoy toca mirar el futuro, el de todos, el de cada uno de nosotros.

Por la paz, la solidaridad, la esperanza y un solo camino para todos.

Alejandro.

Vean estos links (el segundo tiene imágenes de la barbarie)

http://www.nartube.net/254a01916d:LyCYSlJ59ZY.html

http://www.google.com.mx/imgres?imgurl=http://img254.echo.cx/img254/3435/welcometosarajevo7tl.jpg&imgrefurl=http://foro.loquo.com/viewtopic.php%3Fp%3D1622674&usg=__yUJcHTNUVdzGA0_-aOGD8TMA4Gg=&h=404&w=600&sz=48&hl=es&start=13&sig2=nWp_3M5BtqSRj92P758guw&um=1&itbs=1&tbnid=QcOuOFpAywN_uM:&tbnh=91&tbnw=135&prev=/images%3Fq%3Dpaz%2Bbalcanes%2B1992%26um%3D1%26hl%3Des%26safe%3Doff%26rlz%3D1T4GFRE_esMX373MX376%26tbs%3Disch:1&ei=lTY6TJGBL8XtnQfi9o2nAw



video



video



video

Shakespeare



Desde hace más de 37 años leí por vez primera algo de Shakespeare, algo que no fue impuesto como lectura obligatoria, sencillamente, como muchas cosas, fue el destino (¿casualidad?), he de reconocer que en general el inglés me parece un idioma muy pobre, acaso porque su uso como “lingua franca” se ha enclaustrado en ese ánimo estadounidense del pragmatismo, de la eficiencia, de la oportunidad, desechando su fuerza, sus posibilidades, por eso inicie la lectura de Shakespeare, hoy, a lo largo de los años, me gusta leerlo en inglés de la época, trato de hacerlo en voz alta para escuchar y sentir el ritmo, la fuerza, la ligereza o trascendencia de cada palabra, pero también he aprendido a leerlo por que de verdad es una belleza, las obras que más me gustan, por su orden son Macbeth, el Rey Lear, Falstaf, y Julio Cesar, también me gustan mucho sus sonetos, Venus y Adonis es mi favorito.

Ahora les comparto uno de los sonetos que más me gustan y algunas de las citas que hacen de Macbeth la obra de lo humano (es, guardando las proporciones como el Libro de Job).

Hay una versión cinematográfica que es una belleza, impactante, el film data de 1971 y fue dirigido por Roman Polansky , si pueden véanlo.

Alejandro.

ooOOoo

Soneto 154 – William Shakespeare.


Estaba un bello día, dormido el Niño-Amor
A su lado está el fuego que incendia corazones.
Mientras que varias Ninfas con voto de pureza,
pasaron por allí. La mano virginal

de la más bella virgen, tomó la dulce llama
que a legiones de almas había calentado,
y así, el suave jastial del ardiente deseo,
fue tomado del sueño por la casta doncella.

Luego apagó la antorcha, en una fuente fría,
que del fuego de Amor, tomó calor perpetuo
convertida en un baño que alivia a los enfermos
Esclavo de mi amada, llegué para curarme,

y aprendí sólo esto: Que el fuego del Amor,
aunque calienta el agua, no enfría el corazón

The little Love-God lying once asleep,
Laid by his side his heart-inflaming brand,
Whilst many Nymphs that vow'd chaste life to keep,
Came tripping by, but in her maiden hand,

The fairest votary took ip that fire,
Which many Legions of true hearts had warm'd,
And so the General of hot desire,
Was sleeping by a Virgin hand disarm'd.

This brand she quenched in a cool Well by,
Which from Love's fire took heat perpetual,
Growing a bath and healthful remedy,
For men diseas'd: but I my Mistress' thrall,
Came there for cure and this by that I prove,
Love's fire heats water, water cools not love

__________________________

Algo sobre Macheth:


Somos los hombres un instrumento de las tinieblas, lo sobrenatural está en nosotros hasta lo más profundo.

Al asumir el mal nos autodeterminamos. En la interiorización del propio Macbeth, este asume su maldad y se destruye o, más bien, destruye sus valores, asesina su propia mente y se convierte en títere de si mismo a través de la posterior perturbación: asesina el sueño en una larga noche que no encuentra el día. La noche envuelta en maldito humo de infierno, que esconde el vínculo que mantiene la luz y las cosas buenas con el día.

Macbeth suspende su realidad en un momento sin tiempo, deja de pensar y de sentir, solamente sufre. Acaba de asesinar a su amigo: al noble Duncan, ¿traición?, ¿en realidad podemos hablar de fidelidad?, ¿a qué?, ¿a quién?, ¿a “nosotros mismos”?.

Lady Macbeth no fue “fiel” a su propio sexo, renuncia a él para acercarse a los pensamientos de muerte.

Después todo lo humano regresa, ahora la sangre quiere más sangre, el mal comienzo se alimenta con malos actos porque lo diabólico ha dejado de estar aislado y la vida humana vuelve a cubrirlo todo.
Clarisa Álvarez Velasco.

Macbeth aparentemente sus actos ya estaban determinados, esto significaría que no tuvo la libertad de elegir y sus decisiones fueron causadas por acontecimientos externos (como la predicción de las brujas, la influencia de Lady Macbeth, etc.) e internos (como la ambición). Si esto es así, no podría considerársele responsable de sus actos y el sentimiento de culpa del personaje estaría por demás, pero Macbeth sí experimenta el sentimiento de culpa y pese a esto sigue cometiendo crímenes.

En esta idea, siguiendo a Sarte “Estamos condenados a ser libres, porque no podemos dejar de elegir” es decir, que dentro de esa determinación existía un margen de libertad, entonces esto lo haría responsable de sus acciones. Herbert Marcuse sostiene que “La libertad implica arriesgar la vida, no porque implique la liberación de la servidumbre, sino porque el mismo significado de la libertad humana es definido por la mutua (…) con el otro. Y puesto que ésta relación negativa afecta la totalidad de la vida, la libertad solo puede ser probada apostando la vida misma.”, tomando esta tesis como cierta, las acciones de Macbeth fueron manifestación de su libertad. Además un elemento importante que me gustaría introducir es “la duda”, ese momento de balance donde ignora la consecuencia de sus actos, es la prueba la posibilidad de elección “¿Es un bien o es un mal este pensamiento? Si es un mal ¿por qué empieza a cumplirse?[...] Y si es un bien, ¿por qué me aterran horribles imágenes, y palpita mi corazón de un modo inusitado?”

Se puede concluir que existía un fin determinado, pero en los medios para conseguir ese fin poseía cierta libertad, y sostengo esto apelando a otra postulación sartreana “Hay determinismos que no implican la inexistencia de la libertad”.

ooOOoo


Algunas de las citas de Macbeth de Shakespeare que me hacen siempre recordar la condición humana, la mía, la de todos:


Bruja 1“No dormirás más: Macbeth ha asesinado el sueño” (“Sleep no more, Macbeth does murder sleep”).

Lady Macbeth: Si nuestra lengua calla, ¡nuestra sangre hablará! , ¡Que no lo tome en serio!

Bruja 1.Señora. El asesino se gana el infierno. Dejalos en el infierno.

Lady Macbeth: “no querían el crimen pero eran carne blanda […].Se ofrecen, putas del dolor. […] (ríe) Yo no pienso nada, se lo dejo a Macbeth que lo hace por los dos. Pero un capricho, un impulso del corazón no es pensamiento.”

Lady Macbeth: Hasta el cuervo está ronco de graznar la fatídica entrada de Duncan bajo mis almenas. Venid a mí, espíritus que servís a propósitos de muerte, quitadme la ternura y llenadme de los pies a la cabeza de la más ciega crueldad. Espesadme la sangre, tapad toda entrada y acceso a la piedad para que ni pesar ni incitación al sentimiento quebranten mi fiero designio, ni intercedan entre él y su efecto. Venid a mis pechos de mujer y cambiad mi leche en hiel, espíritus del crimen, dondequiera que sirváis a la maldad en vuestra forma invisible. Ven, noche espesa, y envuélvete en el humo más oscuro del infierno para que mi puñal no vea la herida que hace ni el cielo asome por el manto de las sombras gritando: « ¡Alto, alto!»

Macbeth:-Si darle fin ya fuera el fin, más valdría darle fin pronto; si el crimen pudiera echar la red a los efectos y atrapar mi suerte con su muerte; si el golpe todo fuese y todo terminase, aquí y sólo aquí, en este escollo y bajío del tiempo, arriesgaríamos la otra vida. Pero en tales casos nos condenan aquí, pues damos lecciones de sangre que regresan atormentando al instructor: la ecuánime justicia ofrece a nuestros labios el veneno de nuestro propio cáliz. Él goza aquí de doble amparo: primero porque yo soy pariente y súbdito suyo, dos fuertes razones contra el acto; después, como anfitrión debo cerrar la puerta al asesino y no empuñar la daga. Además, Duncan ejerce sus poderes con tanta mansedumbre y es tan puro en su alta dignidad que sus virtudes proclamarán el horror infernal de este crimen como ángeles con lengua de clarín, y la piedad, cual un recién nacido que, desnudo, cabalga el vendaval, o como el querubín del cielo montado en los corceles invisibles de los aires, soplará esta horrible acción en cada ojo hasta que el viento se ahogue en lágrimas. No tengo espuela que aguije los costados de mi plan, sino sólo la ambición del salto que, al lanzarse, sube demasiado y cae del otro...

Macbeth: ¿Es un puñal lo que veo ante mí? ¿Con el mango hacia mi mano? Ven, que te agarre. No te tengo y, sin embargo, sigo viéndote. ¿No eres tú, fatídica ilusión, sensible al tacto y a la vista? ¿O no eres más que un puñal imaginario, creación falaz de una mente enfebrecida? Aún te veo, y pareces tan palpable como este que ahora desenvaino. Me marcas el camino que llevaba, y un arma semejante pensaba utilizar. O mis ojos son la burla de los otros sentidos o valen por todos juntos. Sigo viéndote, y en tu hoja y en tu puño hay gotas de sangre que antes no estaban. No, no existe: es la idea sanguinaria que toma cuerpo ante mis ojos. Muerta parece ahora la mitad del mundo, y los sueños malignos seducen al sueño entre cortinas. Las brujas celebran los ritos de la pálida Hécate, y el crimen descarnado, puesto en acción por el lobo, centinela que aullando da la hora, con los pasos sigilosos de Tarquino el violador, camina hacia su fin como un espectro. Tierra sólida y firme, dondequiera que me lleven, no oigas mis pisadas, no sea que hasta las piedras digan dónde voy y priven a esta hora de un espanto que le es propio. Yo amenazo y él, con vida; las palabras el ardor del acto enfrían.

Macbeth: Me pareció que una voz gritaba: « ¡No durmáis más! Macbeth mata el sueño, el sueño inocente, el sueño que devana una maraña de desvelos, el morir de la vida diaria, baño de fatigas, bálsamo de almas laceradas, plato fuerte de la gran naturaleza, sustento mayor del festín de la vida.»

Lady Macbeth:-No se goza, todo es pérdida si el deseo se logra pero no contenta. Siempre es más seguro ser lo que se mata que tras esa muerte vivir dicha falsa.

Lady Macbeth -No se goza, todo es pérdida si el deseo se logra pero no contenta. Siempre es más seguro ser lo que se mata que tras esa muerte vivir dicha falsa.

Lady Macbeth:. Se lavan y se lavan las manos una y otra vez... Grifos. Baños. Higiene... a pesar de todo. Piernas largas y cierto color desvaído de sus ojos y sus nucas y su color de piel..., pero ¿y los suecos? ¿Y Noruega? ¿Y Holanda? Camareros. Un ballet. Una roca. Nunca se cansan. Sin tacha. Su cortesía. El alemán como actor. ¿Les gusta la máscara y el juego? Aislamiento (...)”

Al final de la tragedia, Macbeth sentencia que:
“La vida es un cuento sin sentido narrado por un idiota”.

ooOOoo


En ninguna obra profundizó tanto Shakespeare el alma humana para sacar de ella lo bueno y lo malo como en Macbeth.


En la obra de teatro Macbeth se comienzan a marcar un sin fin de pecados capitales que corrompen al ser humano. Estos pecados capitales, denominados así por ser “cabeza o principio de todos los demás pecados”, muestran, claramente la cuna de lo moralmente reprobable. Esta codificación moral fue formulada en la época medieval.
Los pecados capitales que se hacen presentes en la obra son:

Soberbia
De la soberbia se desprenden faltas menores:
La vanagloria, que es la satisfacción que uno siente de sí mismo a causa de las ventajas que uno tiene y se ostenta de poseer por sobre los demás. Macbeth refleja la arrogancia y el menosprecio hacia los demás luego de darse cuenta que se había cumplido la segunda predicción de las brujas.

La jactancia, que es la falta de los que se esmeran en alabarse a sí mismos para hacer valer vistosamente su superioridad y sus buenas obras. Macbeth se creía superior, omnipotente. Le habían dicho que sólo podía morir ante las “garras” de un hombre no nacido de una mujer. Y él estaba completamente seguro de que sería inmortal. Creía que nada ni nadie podrían contra él.

La altanería se manifiesta por el modo imperioso con el que se trata al prójimo, hablándole con orgullo, con terquedad y con tono despreciativo. En el primer asesinato que planean, (en el que Duncan es la víctima), se puede ver a Lady Macbeth mucho más segura, decidida, fuerte y perversa que el mismísimo Macbeth. Lo trata con desprecio a su esposo, al negarse a matar a su primo.

La ambición, es el deseo desordenado de elevarse en honores y dignidades como cargos o títulos, sólo considerando los beneficios que se vinculan con el mismo, como la fama y el reconocimiento. Es el tema principal de la obra. La ambición es la que incita a la pareja Macbeth - Lady Macbeth a cometer tan espantosos crímenes. Es aquella que lleva a Macbeth a concluir con la fidelidad que había jurado a todas las personas, ya que después las asesina, en términos metafóricos: “el puñal por la espalda”.

La hipocresía es la simulación de la virtud y la honradez. Macbeth, luego de matar a Duncan, simula un intenso pesar. Aludiendo a que hubiera preferido morir él en lugar de su rey, que a la vez tenían una relación de parentesco, ya que eran primos. El fin de la hipocresía es ocultar los vicios propios o aparentar virtudes que no se tienen.

La presunción consiste en confiar demasiado en sí mismo. Macbeth creía que nadie podía ocupar mejor que él el cargo de rey de Escocia. Se convenció a sí mismo que era capaz de efectuar mejor que cualquier otro el deber de majestad.

Pereza
La acidia o pereza es el más metafísico de los Pecados Capitales, en cuanto está referido a la incapacidad de aceptar y hacerse cargo de la existencia en cuanto tal. En la obra literaria Macbeth, el protagonista no quiere aceptar, es decir ignora haber sido el asesino de su primo, el rey hasta ese entonces, Duncan. La simple “pereza”, más aún el “ocio”, no parecen constituir una falta. El concepto de “acidia” o “acedía”, tomado en sentido propio es una “tristeza de ánimo” que nos aparta de las obligaciones espirituales y divinas, a causa de los obstáculos y dificultades que en ellas se encuentran.

Tomada en sentido estricto es pecado mortal en cuanto se opone directamente a la caridad que nos debemos a nosotros mismos y al amor que debemos a Dios. De esta manera, si deliberadamente y con pleno consentimiento de la voluntad, nos entristecemos o sentimos desgano de las cosas a las que estamos obligados; por ejemplo, al perdón de las injurias, a la privación de los placeres carnales, entre otras; la acidia es pecado grave porque se opone directamente a la caridad de Dios y de nosotros mismos.

Considerada en orden a los efectos que produce es, sin dudas, un pecado mortal.

Avaricia
Fraude, como por ejemplo se puede ver en Macbeth, cuando el protagonista defrauda a toda persona que creía en él, cuando al final de la obra se da a conocer la verdad. Él y su mujer, Lady Macbeth, fueron los asesinos de Banquo y de Duncan.

Dolo, algo muy similar al fraude, el engaño por parte de Lady Macbeth al convencer a todos que no se interesaba por el poder, es decir , hacer creer al pueblo que ella estaba al margen de todo lo que le sucedía al marido. Pero todo lo contrario, era Lady Macbeth quien incitaba a Macbeth a cometer tan horrorosos crímenes.

Perjurio, la acción de no cumplir una obligación, un cargo, un deber. Macbeth quería a toda costa obtener el trono de Escocia, y no le importaba si lo que hiciese para obtenerlo fuera ilegal. Él asesinó a su primo y a la persona que más confianza le brindaba, sólo para saciar sus ganas. Es decir, sólo para poder llegar a ser rey de Escocia. Entonces se llega a la conclusión de que Macbeth no deja a Duncan ni a Banquo cumplir con la obligación de finalizar de manera eficaz, el reinado.

Ira
“El apetito de venganza es desordenado” o contrario a la razón, y por consiguiente la ira es pecado, cuando se desea el castigo al que no lo merece, o si se le desea mayor al merecido, o que se le infrinja sin observar el orden legítimo, o sin proponerse el fin debido que es la conservación de la justicia y la corrección del culpable.

En la obra Lady Macbeth idealiza un plan para acabar con la vida de Duncan y así poder quedarse Macbeth con el trono. A Lady Macbeth poco le importa la vida, solo su ira contra el rey que crece a cada momento hace que la muerte del rey infunda un estrepitoso dolor, pero sin el menor remordimiento.

“También mis manos están rojas, pero mi alma no desfallece como la tuya.”

Hay también pecado en la aplicación de la venganza, aunque esta sea legítima, cuando uno se deja dominar por ciertos movimientos inmoderados de la pasión. De esta manera la ira se convierte en pecado gravísimo porque vulnera la caridad y la justicia. Son hijos de la Ira: el maquiavelismo, el clamor, la indignación, la contumelia, la blasfemia y la riña.

De la definición se desprende que la ira es el uso de una fuerza directa o verbal que transgrede límites de la legítima restitución de un bien ofendido. La violencia, entendida como el uso de la fuerza, si es desmedida, es claramente una anulación del otro.

En una conversación entre Macbeth y su esposa, momentos antes del crimen de Duncan, Macbeth siente remordimientos pero Lady Macbeth se había obsesionado que quería continuar hasta el final. Esta mujer no quería ser la partícipe material del crimen, lo debía ser su esposo.

“Temo que se despierten antes de que este consumado el crimen, y sea peor el amago que el golpe... Yo misma afile los puñales... Si su sueño no se hubiera parecido al de mi padre, yo misma le hubiera dado muerte. Pero aquí está mi marido...”

En el lenguaje, mediante la ofensa o el improperio, encontramos también el deseo de perjuicio e incluso de nulidad del otro.

La ira se convierte en pecado gravísimo cuando nuestro instinto de destrucción sobrepasa toda moderación racional y, desbordando todo límite dictado por una justa sentencia, se desea sólo la inexistencia del prójimo.

Envidia
La envidia es definida como “Desagrado, pesar, tristeza, que se concibe en el ánimo, del bien ajeno, en cuanto este bien se mira como perjudicial a nuestros intereses o a nuestra gloria” De esta manera, para saber si la envidia es una falta moral, es necesario investigar el verdadero motivo que produce la tristeza que se siente frente al bien que posee el prójimo.

La envidia es falta gravísima, cuando nos incomoda y angustia a tal grado del bien o los bienes materiales del otro, que deseamos verlo privado de aquellos bienes que legítimamente a conseguido y al que, nosotros, por nuestra impotencia, no hemos logrado conseguir. De esta manera, este deseo de ver privado al otro de sus bienes nos puede conducir a procurar, por todos los medios, afectivamente quitarle esos bienes o de hacer ver, que aquel no debería poseer lo que posee. La mentira, la traición, la intriga, el oportunismo entre otras faltas se desprenden de esta tristeza frente al bien ajeno y a nuestra propia incapacidad de acceder a tales bienes.

En Macbeth, muere asesinado el rey (Duncan) y el sucesor del mismo (Banquo), de idéntica manera. Ya que Macbeth quería obtener el trono escocés. Los mandó a matar, porque envidiaba el poder que tenían ellos en ese momento. Envidiaba de ellos también que ambos tenían sucesores, por lo que tuvo que mandar a matarlos, aunque los hijos de Duncan, huyeron, Malcolm hacia Inglaterra y Donalbain hacia Irlanda.

Pero la envidia de este se incrementó cuando escuchó que Lady Macbeth dijo “… ¡Espíritus del mal, inspiradores de todo crimen, incorpóreos, invisibles, convertid en hiel la leche de mis pechos! …”. Con esto su esposa quiso decir que no quería tener hijos, y esto era un obstáculo para Macbeth, debido a que le impedía su descendencia. No tendría herederos al trono, en caso de que llegase a ser rey de Escocia.


video

video

sábado, 10 de julio de 2010


Esto es el slang mexicano, del barrio de Tepito, es expresión popular, principio de un lenguaje críptico que dice sin decir, que permite la ironía, lo caustico y lo serio, que se hace expresión no de una colonia en una ciudad o de un grupo social determinado, sino que se convierte en parte del lenguaje popular mexicano, acaso muchos no le entiendan, no importa, es como todo lo críptico, destinado a los iniciados, sin embargo trasmite sentimientos, percepciones, significados y significantes, voces que enriquecen y hacen versátil el lenguaje, que por cierto no está muerto, vive y lo hace muy bien, la que ya tiene olor de féretro son las academias de la lengua, las cuales no pueden ajustare a la expresión de la sociedad.
____________________
Chilanga Banda - Cafe Tacuba

Ya chole chango chilango
Que chafa chamba te chutas
No checa andar de tacuche
Y chale con la charola.

Tan choncho como una chinche
Mas chueco que la fayuca
Con fusca y con cachiporra
Te paso andar de guarura.

Mejor yo me hecho una chela
Y chance enchufo una chava
Chambeando de chafirete
Me sobra chupe y pachanga.

Si choco saco chipote
La chota no es muy molacha
Chiveando a los que machucan
Se va a morder su talacha.

De noche caigo al congal
No manches dice la changa
Al chorro del teporocho
Enchifla pasa la pacha.

PACHUCOS CHOLOS Y CHUNDOS,
CHINCHINFLAS Y MALAFACHAS
ACA LOS CHOMPIRAS RIFAN
Y BAILAN TIBIRITABARA.

Mejor yo me echo una chela
Y chance enchufo una chava
Chambiando de chafirete
Me sobra chupe y pachanga.

Mi ñero mata la vacha
Y canta la cucaracha
Su choya vive de chochos
De chemo, churro y garnachas.

CORO

Transando de arriba abajo
Ahí va la chilanga banda
Chinchin si me la recuerdan
Carcacha y se les retacha.

video

domingo, 4 de julio de 2010

Canek - Ermilo Abreu Gómez

CANEK
Ermilo Abreu Gómez

Hay quien dice que los libros se releen, yo no lo creo, para mi cada vez que leo un texto que me gusta es como hacerlo por vez primera, siempre me llena de gozo y de curiosidad, Canek es un libro que he leído muchas veces y como navegante en naos en mares ignotos, lo voy conociendo, lo voy viviendo.

Ermilo Abreu Gómez me ha hecho sentir, este texto es de aquellos que entran lentamente por los poros, que van llenando todo de colores, de imágenes, de sensaciones, este texto es para mí un imprescindible, hoy les comparto esta aventura, este gozo, el placer.

Solo un poco de historia, Jacinto Canek realmente existió, fue un indio maya que se rebelo contra los Dzules, los blancos, los demonios, el decía:

"Hijos míos muy amados: no sé qué esperáis para sacudir el pesado yugo y servidumbre trabajosa en que os ha puesto la sujeción a los españoles; yo he caminado por toda la provincia y registrado todos sus pueblos, y considerando con atención qué utilidad o beneficio nos trae la sujeción de España [..] no hallo otra cosa que una penosa [..] servidumbre."

"Los señores son rojos. Ellos dicen que son blancos. Los señores son rojos. Son rojos como la mancha del Oriente que los trajo; como el fuego que brota de sus manos; como el oro que se enciende y se arisca en sus barbas; como la palabra que estalla en sus bocas; como las llagas de sus dioses; y como el grito de las vírgenes que desgarran, sin advertir que son avecillas ciegas. Los señores son rojos".

Jacinto Canek - 1761, el día 19, tras unas festividades populares en el poblado de Cisteil, cerca de Sotuta en Yucatán

Que disfruten a Ermilo Abreu con su Canek.
_________________________


CANEK

Junto al brocal del pozo se trenzó la algazara de los peones. Se había roto la soga con que se sacaba agua. El cubo se fue al fondo del pozo. No era posible perderlo; una y otra vez echaron el garabato. Sus ganchos removían el limo, se trababan en los yerbajos, y el cubo no salía. Era un cubo labrado, de madera negra. Lo notaría el amo. Los peones arriaron hasta el fondo a Canek. Su voz se oía velada, como si saliera de las entrañas de la tierra.

Cuando Canek salió dijo:

—Desde el fondo se ven las estrellas.

Guy dijo a Canek:

—Oye, Jacinto, se fue el cubo al fondo del pozo.

— ¿Otra vez?

—Yo bajo por ti.

—¿Tú?

—También yo quiero ver las estrellas.

Canek y Guy salieron de caza. Canek llevaba el arco y Guy las flechas. Se dirigieron a las madrigueras de los conejos. Caminaron por el monte y avanzaron hacia un descampado pedregoso. Las madrigueras estaban ahí. Canek pidió las flechas, y Guy, tímido, con sus ojos dulces, como de conejo, mostró el morral vacío. Canek no dijo nada y los dos regresaron silbando

Ni una nube

El sol se deslíe en viento de brasa.

—Niño Guy —dijo Canek—, ni una nube.

Si no llueve pronto, se perderán las cosechas.

Al día siguiente Guy encendió una hoguera

y con ímpetu se puso a soplar con su boca

y a aventar con las manos las columnas

de humo que subían.

Canek le preguntó:

—¿Qué haces?

—Nubes, Jacinto, nubes.
______________________________________________________________________
La muerte del niño Guy

Al volver del patio, el niño Guy preguntó a Canek:

- ¿Verdad que no hay frío, Jacinto?

- Anoche sentí frío, niño Guy.

- Pues yo desperté dos veces y sudaba.

Al día siguiente. Al volver del corral, volvió a preguntar:

- ¿Sentiste frío anoche, Jacinto?

- Más que anoche dormí sin cobijas y sudé a mares.

Al día siguiente el venadito recién nacido durmió bajo las cobijas del niño Guy.

Desde que bajó el sol, el niño Guy salió al patio y se sentó en el brocal del pozo. Hablaba y esperaba que su voz cayera al fondo; entonces se complacía en oír el eco que volvía a él, húmedo como desleído en la sombra, como acariciado por la distancia.

Canek decía que el niño Guy iba mejorando de salud. Las tías de Guy opinaban lo contrario.

Cuando Guy regresó del campo se dobló como espiga y se quedó dormido. Canek le acostó sobre la yerba; se sentó a su lado y veló su sueño. Bajo la sombra de sus manos, Canek sintió que descansaba. Sin hablarle, en la paz de sus ojos cerrados, leyó el mensaje bueno que vivía en su espíritu.

Guy no puede dormir. La noche es ácida y los vientos del sur caen pesados sobre la tierra calcinada mientras un polvo amarillo entenebrece los luceros. Guy no deja de toser. A veces sonríe apoyando su cabeza en las manos de Canek le cuenta cuentos viejos.

Apenas amaneció, el niño Guy pidió agua. Había pasado la noche con angustias y sudores. Canek tomó la jarra de agua serenada y se la dio.

Guy bebió con ansia casi dolorosa. Después preguntó:

Guy bebió con ansia casi dolorosa. Después preguntó:

- ¿Por qué es tan buena el agua serenada, Jacinto?

- Porque está llena de la luz de los luceros. Y la luz de los luceros es dulce.

- ¿Es cierto, Jacinto, que los niños que se mueren se convierten en pájaros?

- No sé, niño Guy.

- ¿Es cierto, Jacinto, que los niños que se mueren se vuelven flores?

- No sé, niño Guy.

- ¿Es cierto, Jacinto, que los niños que se mueren van al cielo?

- No sé, niño Guy.

- Entonces, Jacinto, ¿dime qué les pasa a los niños que se mueren?

- Los niños que se mueren, niño Guy, despiertan.

Amaneció muerto el niño Guy. Nadie le vio morir. Entre los pliegues de su hamaca parecía dormido. Tenía en los labios, pálidos, finísimos, una leve sonrisa también dormida. Canek, sin hacer ruido, en un rincón lloraba como un niño.

La tía Charo se acercó le tocó el hombro y le dijo:

- Jacinto, si no eres de la familia, ¿por qué lloras?

Canek recordó lo que Guy había escrito en la arena:

Mamá: quisiera ser el huésped de tus ojos.

La muerte de Guy y la desaparición de Exa han entristecido el corazón de Canek. Le brilla una lumbre negra en los ojos. Sentado en el pretil de la noria pasa las horas. Junto a él tiene un cayado que no necesita. A veces se levanta y pasea por la acequia. Es como si ensayara un viaje. A veces habla. Es como si ensayara una oración. A veces alza los brazos. Es como si mandara.

“Desmayarse” de Lope de Vega (1562 – 1635)

"Que viva México" Sergei Mihailovich Einsestein 1923

“Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso:

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso:

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño:

creer que el cielo en un infierno cabe;
dar la vida y el alma a un desengaño,
¡esto es amor! quien lo probó lo sabe.”

sábado, 3 de julio de 2010

Time - The dark side of the moon - Pink Floyd


Algo de lo que a mi me gusta y considero que es un parteaguas en la música de las últimas decadas, Pink Floyd, por cierto, esto lo escuche por vez primera cuando me invitaron a participar en un programa en Radio Educación allá por 1975 sobre el Sinaia y el arribo de los refugiados españoles - es interesante, en México no es un insulto ni ofensa alguna llamar a esta gran migración española como refugiados, los distinge pero a su vez los hace parte de la historia y del espiritú de nuestro pueblo -. En fin, la letra y la música de Pink Floyd, que sea un gozo.
________________________________

Ticking away the moments
that make up a dull day
you fritter and waste the hours
in an offhand way.
Kicking around on a piece
of ground in your home town
waiting for someone or something
to show you the way.
Tired of lying in the sunshine staying
home to watch the rain.
You are young and life is long and
there is time to kill today.
And then one day you find
ten years have got behind you.
No one told you when to run,
you missed the starting gun.
Letras4u.com » letras traducidas al español

so you run and you run to catch up with the sun
but its sinking
racing around to come
up behind you again.
The sun is the same in a relative way,
but youre older,
shorter of breath and one day
closer to death.

Every year is getting shorter
never seem to find the time.
Plans that either come to naught or half a page of scribbled lines
hanging on in quiet desperation
is the english way
the time is gone,
the song is over,
thought id something more to say
______________________________

Viendo pasar los momentos
que componen un día monótono
desperdicias y consumes las horas
de un modo indecoroso
vagando de aquí para allá
por alguna parte de tu ciudad
a la espera de que alguien o algo
te muestre el camino.
Cansado de tunbarte bajo el sol y quedarte
en casa mirando la lluvia
eres joven y la vida es larga y
hoy hay tiempo que matar
y luego te das cueneta un día de
que tienes diez años más tras de ti
nadie te dijo cuando correr,
llagaste tarde al disparo de salida.

y tú corres y corres para alcanzar al sol,
pero él se está poniendo
y girando velozmente para de nuvo
elevarse por detrás de ti
el sol es el mismo de modo relativo,
pero tú eres más viejo
tu respiracíon es más corta y estás un día
más cerca de la muerte.

Cada año se hace más corto,
nunca pareces encontrar tiempo
planes que se quedan en nada o en media página de líneas garabateadas
esperando en silenciosa desesperacion
a la manera inglesa
el tiempo se ha acabado,
la canción se ha terminado,
pensaba que diría algo má
video

Carta a mi mismo 3



La luna tiene cierto encanto y magia que nos hace transformarnos, somos seres de la noche, amantes furibundos, generosos y llenos de gozo, la luna es siempre el último lugar, por eso recurrimos a ella, porque es guía en las noches, luz que ilumina con plata los valles y los bosques, que refleja en el agua de los océanos y los ríos, Selene, diosa de la noche, de lo oculto, de lo intimo, de las sensaciones, de lo sensual de lo erótico, de los cuerpos y de los sueños que juegan cada noche, que se buscan y vuelan, por eso las estrellas son sus amigas y el viento sopla para llevarlos de un lugar a otro.

La justicia sin bondad es árida y cruel, la misericordia es espíritu divino, por eso en las noches la luna nos llena con increíble bondad y dulzura.

Estoy cansado, como siempre, desde hace años, la vida es como el océano en calma, solo se mueve y se desliza en un vaivén interminable, lánguido, creo que por eso los marinos buscaban nuevas tierras o cruzar océanos, porque entonces todo es incógnita, solo es la posibilidad infinita de todas las combinaciones que la vida pueda darnos.
Imagino que a mí me toca solo sobrellevarla, aceptar la cotidianeidad, el hastío, el viejo dios Ennui…

Como dice “Hoy la vi y tenía un rostro ajeno al que yo amaba…”, descorcho una botella de vinos, a pesar de todo, sigue siendo la verdadera ambrosia, ah!! Gramianides recuerdas?, realmente recuerdas?

Sirvo el vino en una copa, me gusta beberlo en copa, no en vaso o porro, es porque puedo mirar su color y olerlo con atención, así al beberlo uso tres sentidos, el oído proviene de cuando escucho como se escancia y miro como se desliza por el cristal, siempre me ha gustado esa imagen de ver como se diluye hasta caer y confundirse, unirse con lo demás y ser parte del todo, es, creo yo, porque cada cosa, cada gota aporta algo al vino, es sinónimo de los dioses, se liba y vierte al piso antes de empezar para honrar a los dioses y a los ancestros, se brinda para compartir el gozo, la alegría, el dolor, la tristeza, se bebe para dar alas a la palabra, al cuerpo, al deseo, por eso se danza y se ama, sin embargo el vino rompe el alma de los impuros, de los que medran, de los traidores y los cobardes y brotan sus miedos, su violencia, sus angustias, sus deseos corruptos, su ama llena de orín.

Escucho mientras bebo y fumo a The Moody Blues con “Nights in whithe satin”, hace tanto tiempo, entonces la luna estaba ahí, más no era Diana sino Selene, ahora estoy convencido que camine y en algún lugar de esos vericuetos, en un camino que se bifurca, encontré a Hécate la ctónica, aquella que en la edad media desviaba a los viandantes para que se perdieran y sin embargo el camino ha sido andado, las aguas surcadas, he comido y bebido, hoy he llegado al lugar donde todo es…

La memoria, los recuerdos se agolpan y brotan desordenadamente, he descubierto que por cada sentido tenemos una memoria, así la música es la memoria auditiva, momentos, caras, situaciones, evocaciones, nostalgias, caminos andados, cuerpos y caras, sueños, esperanzas, amores y desamores, construcción de sueños que al pasar los años son los mitos que trasmitimos de nuestra existencia.

Emerson, Lake and Palmer, “Lucky man”, Neil Young “My my, Hey, Hey”, esa noche, la recuerdo, mis dos amigos y yo habíamos estado tomando vino, comiendo manzanas, quesos, higos, nueces y miel, escuchando música, fumando, charlando, teníamos ya cerca de 15 años de conocernos, ahora serian casi 40 años, recordando amigos, amores y desamores, esa noche fuimos en mi coche a ver el amanecer a más de 1000 kilómetros de distancia, a buscar mi sueño, claro, no llegamos, el automóvil se descompuso, pero lo que en ese momento era cierto es que todos estábamos dispuestos a buscar el sueño de cada uno de nosotros…

La vida está atada a la luna, por eso existen las hilanderas de la luna, aquellas que tejen la vida de los mortales, que van forjando tramas y urdimbres, que anudan y desatan, que rompen los hilos de la vida cuando el tejido de cada uno se ha concluido.

Me gustan los higos, es la fruta más erótica y sensual que conozco, deben comerse con suavidad, con pequeños mordiscos dejando que los labios la toquen suavemente, mientras que la lengua la recorre con suavidad, sintiendo su textura, los mordiscos son pequeños, dulces, suaves, después de cada uno de ellos un breve trago de vino, con lentitud, dejando que el paladar saboree el vino, mientras con la mano retiramos el higo y lo olfateamos despacio, dejando que su aroma nos penetre y se confunda con el del vino, al concluir, cerramos los ojos, damos un trago al vino y despacio lo bebemos mientras evocamos el sueño del deseo y la pasión de los amantes, sin prisas, gon ternura, con pasión, con gozo.

Ahora me doy cuenta que he vivido, que he navegado y caminado por océanos y lugares ignotos, que he aprendido, quizá por eso este letargo, quizá por eso este dejarse ir, porque después de todo, a pesar de no tener nada estoy satisfecho, he vivido.

video