sábado, 28 de mayo de 2011

Albures mexicanos



Tengo un buen y gran amigo, Arturo, nos conocimos cuando estábamos en la secundaria, hace más de 40 años, hoy nos vemos con mucho afecto y como suele suceder, cuando estamos juntos es posible volver a reírse como cuando estudiábamos (esto es por supuesto una alegoría) él es mi maestro en el albur, del cual debo reconocer que soy un torpe y pobre aprendiz, sin embargo, me enseño lo importante del uso del lenguaje popular y como este no es pobre, al contrario es rico y con la singularidad de que puede hacernos reír, de que vincula, ese lenguaje que al parecer es críptico para muchos es tan solo la expresión genuina de quienes conocen el alma de un pueblo, algo similar al “slang”.

La característica del albur es que juega con las palabras sin importar ni mediar regla o norma lingüística alguna, solo abre las posibilidades de comprensión de una realidad en la cual la barbarie educada devasta a la que no lo es, el lenguaje fino, educado no está distante de esta otra forma de expresión, el origen es el mismo, solo que a fin de cuentas ambos se enlazan en un pleito que curiosamente enriquece a ambos lados.

Alguna vez leí que uno de los “Albureros” más solícitos a usar el lenguaje popular fue José Vasconcelos, hombre culto, político frustrado, pero maestro y educador por excelencia, aunque paradójicamente tenía la certeza que leyendo la Iliada seriamos un pueblo culto.

Les dejo con una definición que encontré sobre el albur en la Wikipedia y de Cynthia Modesto Castro: El albur mexicano: Variaciones del idioma español con la picardía y el humor mexicano, un link para descargar a los maestros de ello, Chaf y Queli y claro, algunos albures, que espero les diviertan y no escandalicen, también les recomiendo que lean la “Picardía Mexicana” de Armando Jiménez y los dos textos de Víctor Hernández, por último, un link donde pueden ver varios blogs sobre el tema: http://albures.net/

Alejandro.
_____________________

Debido a su contenido sexual, también ha sido considerado como vulgar y de mala educación. La especialista del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM, Helena Beristáin, afirmó para Gaceta UNAM que calificarlo negativamente es como maldecir las funciones sexuales y corporales. “Es como cualquier juego y tiene su lado positivo donde se pierde o se gana”, dijo.

El albur nació como un lenguaje de las clases populares para no ser entendido. En la actualidad en conocido en todo el país y cualquier extracto social lo maneja. Aunque sólo sea para pasar el rato, es algo muy particular de los mexicanos, que poco a poco se ha ido perdiendo y sustituyendo por monosílabos y anglicismos.

El albur es un esgrima verbal mediante el cual se pretende ofender a alguien, generalmente con doble sentido de índole sexual, por medio de mensajes en clave. Quien le dice a otra persona una frase o palabra que tenga un doble sentido "alburea". Si se responde al albur con otro doble sentido, entonces se considera que quien dijo el albur inicial es quien tiene ahora el estatus de ofendido.

Es decir, se trata de un enfrentamiento entre dos partes en el cual pierde quien no puede responder al contrincante con otro albur.

Los albures originales tienen un elemento de creatividad y son considerados como juego de palabras.

En varios contextos y lugares, expresiones como el albur pueden ser un signo de familiaridad o parte de la jerga habitual de un cierto grupo, aún cuando sean malsonantes. Además, este lenguaje es parte de un sistema que es considerado parte avanzada del lenguaje soez o superior al lenguaje soez común e intenta relacionar las palabras y los contextos al mismo tiempo en que se dicen. Así es que el juego del albur se basa en que el que tiene más habilidad mental para alburear a su oponente acaba dominándolo con sus palabras.

El albur puede nacer no necesariamente del significado literal de una palabra, sino de la fonética, con la que por lo general termina una palabra, por ejemplo "pollo"-"hoyo"; pero también el inicio de una palabra, quizá la primera o la primera y segunda sílabas pueden dar pie a parte del significado.

El albur, se considera un género de comunicación "típico del DF (Ciudad de México)" debido al ingenio con que se elabora en los barrios populares, sobretodo los del centro, aunque de hecho la mayoría de la población lo practica, sin embargo el albur es practicado de manera indistinta en todos los estados de la república mexicana.

Según investigadores el origen del albur se remonta a la época prehispánica, ya que los pueblos Nahuas tenían un género de canto de doble sentido y de sugerencia sexual conocido como los "cantos de cosquilleo." A la llegada de los españoles, la combinación de esta tradición con el idioma español fue lo que generó lo que se conoce hoy en día como el albur.


Para descargar varios de Chaf y Queli: http://rapidshare.com/files/12432313...queli.rar.html

A Manuela

......De Pancho a Manuela Palmerín, musa de la juventud

Eres tú por tu fidelidad, un tesoro de amor y deleite
Con tus caricias me haces ahorrar, muchos de cien, de a cincuenta y de a veinte.

Es tu abarazo tan exácto, que me quita los nervios en el acto
Eres viuda y con cinco hijos, no sufres, pues te ayudan los canijos

Eres derecha, eres a todo dar, no como la chueca de tu hermana
que ni siquiera me quiere saludar.

Muñeca....es tu cadencia exquisita, es tu movimiento impar
pues haces a mi cabeza sudar y de rubor la pones coloradita

Palma 5 es tu domicilio, lo tengo bien memorizado
Ohhh!..cuántas veces en tu elevador, la voluntad me has enderezado

Manuela!!..Grito tú nombre con fervor!, háganme ustedes favor!
Cómo no le he de dar mi amor!, Manuela!!..Manuela!!

_______________________

Receta de niño envuelto

1 cama matrimonial (que no rechine).
2 personas del sexo opuesto.
1 papaya no muy arrugada.
1 plátano (al gusto).
2 huevos.
1/4 oscuro.
200 gramos de aguante.
Modo de prepararse
Las dos personas se meten en el 1/4 oscuro se tienden en una cama, se sazonan durante 20 o 30 minutos besos y abrazos y cuando esté bien sazonado se rellena papaya con el plátano y los huevos que se revuelven fuertemente durante 20 o 40 minutos hasta que se haga turrón, terminado se saca el plátano y los huevos de la papaya, se deja reposar durante 9 meses cuando esta bien esponjadito se saca el niño y se envuelve, se limpia muy bien el molde y se deja reposar durante 40 días antes de preparar otro niño envuelto.

_________________________________