sábado, 29 de noviembre de 2008

Los espirítus


Creo que todo posee un espíritu, todo lo que existe es parte de los espíritus, estamos rodeados de ellos, esos espíritus de lo cotidiano, de lo común, es así como el universo se recrea y va adquiriendo nuevas formas, nuevas facetas.

Esta serie es sobre el espíritu de las cosas, de los lugares, de las sensaciones y los sentimientos.

"Por los amores inmortales, Culpógena querida.
Por el de ustedes, por el nuestro, por el tuyo y el mío, y por la enorme felicidad de quienes han vivido ese maravilloso momento plenamente consciente de la realidad.
Por la enorme paz que ello regala.
Porque valen menos las balas que las velas, y valen más los silencios que las palabras.
Porque todo es como es, como debe ser, como nunca dejó de serlo en realidad. Por el futuro, el maravilloso futuro, queridísima amiga"

viernes, 28 de noviembre de 2008

Troya I



CANTO PRIMERO:
Donde se cuenta lo que Homero vio (ese es el milagro de la historia) y de cómo los guerreros eran bien picudos y le arrimaban calor a sus enemigos, de las cochinadas de Helena y de la torre de París.

Cuenta Homero que en la primera cruzada (si, la del eje vial Troya, esquina con Escamandro, colonia La Troade) cuando él vio (es una alegoría), que Aquiles salía a escondidas de la tienda de Patroclo (un júnior, guapetón el, que había sido arrastrado a este mundo de perdición) después de una noche de alcohol, sexo y drogas (cual gringos de spring breaker en cualquier playa del mundo), en fin, la cosa es que olía a camello después de andar un buen rato por el desierto y que sus fachas, ¡válgame dios! Eran tan desastrosas que más bien parecía político mexicano venido a menos o niño pobre del tercer mundo (la tierra, claro está, primero son: Mercurio y Venus).

Cuando lo vieron, pensaron que era Caronte buscando donde había dejado su embarcación, después de haberse aventado una pelea con el cancerbero, de verdad que mas que lastima, daba pena el pobrecito de Don Aquiles.

Y lo que sucede es que después de tantos años de estar juntos, pues la gente como que se encariña y así, sin darse cuenta Patroclo y Aquiles quedaron atados por ese lazo divino, en serio, era un lazo divino, con olancitos y florecitas, bien bonito.
Mientras tanto Paris le seguía entrando con Helenita, una muchacha medio casquivana y el otro un pelafustán que hacían una hermosa pareja, viviendo sus amores y haciendo sus cochinadas (si, los domingos vendían tacos de carnitas en el mercado de Troya, en un puesto que se llamaba “Las cochinadas parisinas de Helena”), a costa del erario público de Troya, del cual Priamo (que era el rey –como el de Don José Alfredo Jiménez-) y era el responsable de informar de la situación que guarda la administración pública del reino y que tenía que hacer piruetas para que los sacerdotes de la oposición no le dijeran nada.

Bueno, en fin, esto no tiene relevancia de no ser porque Menéalo (hermano de Agamenon y esposo de Cliptemnestra – según los estudios psicoanalíticos realizados estos nombres hicieron de cada uno de ellos, seres conflictivos, inadaptados, capaces de matarse entre sí- algo así como militares gringos - es decir, locos de guerra - después de Vietnam o de Irak-)

Estaba molesto, realmente molesto con Paris por que en un juego de poker el había apostado y perdido a la hermosa de Helenita, la cual ya le traía unas ganas al Paris que, que bárbaro.

Y Paris, sencillamente se llevo a la vieja (no por anciana, sino porque así se dice en griego y no gine como piensan los lingüistas) y el, Menéalo, que era de Esparta esquina con Tepito, es decir muy macho, pos le dijo que estaba bien, pero por adentro, a su pérfido corazón (como canción de Agustín Lara) el rencor le corroía toditito y decidió que se iba a vengar, iría hasta la colonia Troade para traerse de regreso a su ex, para ello fue con su carnal el rey Agamenon, un hombre malo, muy, muy malo, que solo quería hacer el mal, este mal hombre (je, je) quería las riquezas de Priamo antes de que París y Helena se las acabaran (estos juniors, quienes en la mejor costumbre de las buenas familias, se la pasan haciendo ricos a sus padres millonarios), así que llamo a la flota, a toda la flota, es decir, a todos sus cuates, los hermanos Ayax, a los res (si, ¿cómo no?) Ulises, Aquiles, Nestor, y a varios más, les dijo que juntaran un montón (unidad de medida histórica y mundialmente conocida, junto con hartos, muchos, un chin…, retehartos, hartos, etc.) de guerreros (si, los de la colonia Guerrero) para que desde Aulide se fueran a toda… vela y remo a Troya.

Sus cuates le dijeron ¡ya vas!, y así fue como se junto la flota para llegarle a Troya con el pretexto de recuperar a Helena y lavar el honor de Menéalo.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

El espíritu del viento


El viento

Imagina, tan solo imagina que estas en medio de un valle, al horizonte las montañas, dibujando su silueta contra el cielo, la noche estrellada, los árboles rodeándolo todo, el pasto suave, fresco, ahí estas, abres los brazos y empiezas a girar, giras y giras mientras el viento sopla y te acaricia, recorre tu rostro y tu cuerpo, te hace sentir vivo el mirar el cielo lleno de estrellas, el pasto rozando tus pies, los brazos abiertos, eres libre, eres tu sin ataduras, tal como eres, solo el viento lo sabe, por eso sopla, por eso vuela.

Cuentan que cuando los amantes se acercan y uno le dice al otro al oído, son las consejas, las viejas palabras que han sido dichas por todos los amantes de todas partes de todos los tiempos, son voces que vuelan y anidan en los amantes, son voces llevadas por el viento.

Cuando buscas un lugar donde atracar, donde poder descansar, es cuando miras y el viento, sabiendo que necesitas llegar a nuevas tierras sopla fuerte y te conduce a buen puerto, para que descanses, para que comas, para que sueñes.

Sin embargo, a veces el viento se enoja, forma grandes tornados y camina por mar y tierra, lo hace para recordarnos que también somos hijos del viento.

Los espíritus viven en el aire, por eso cuando sopla un poco y haces una bocanada de aire fresco, son los espíritus quienes te refrescan y te ayudan en tu andar.

El viento no sopla siempre, a veces decide descansar un poco, ha recorrido tantos lugares, visitado tantos pueblos y visto tantas caras que se sienta a recordar, a soñar y sueña que va caminando mientras el viento fresco le ayuda en su andar.

Alejandro

El espirítu de la palabra


La palabra.

La palabra nos fue dada cuando nos crearon, nos fue dada para que con ella, creáramos cercanías o lejanías, para construir puentes o abrir barrancos, para recordar y olvidar, para amar y causar dolor, la palabra nos fue dada por que es la voz del alma y del espíritu.

La palabra puede ser fuerte como el trueno, suave y tierna como la brisa marina al atardecer, la palabra puede ser terrible como un caos o puede ser luz y testimonio, la palabra puede ser celebración.

Solo quien conoce la palabra la sabe usar, sin embargo es un instrumento que devasta en boca de los egoístas, los mentirosos, los cobardes, los aduladores.

Cuentan que cuando los hombres quisieron llegar al cielo, construyeron una torre muy alta, desafiando a Dios, este molesto hizo que los hombres hablaran diferentes lenguas y que no se entendieran entre si, por ello, por no entendernos no alcanzamos el cielo.

La palabra puede ser un rezo o una canción, un discurso o una declaración de amor, la palabra puede ser un acto de redención o de rabia, puede sra alegría y libertad o cadenas y dolor, juego y alegría o tortura.

En la palabra se encuentra el espíritu divino, por ello debemos conocerla y usarla con prudencia, tolerancia y sabiduría.

Recuerdo un breve párrafo de Primo Levi que tanto me describe a mí, pero que habla con precisión del sentido de la palabra:

“Debo admitir una inferioridad total mía: nunca he sabido devolver el golpe, no por santidad evangélica ni por aristocracia intelectualista sino por incapacidad intrínseca. Quizá por falta de educación política seria; en realidad no hay programa político, ni el más moderado y menos violento, que no admita algún tipo de defensa activa. Tal vez por falta de valor físico; lo tengo hasta cierto punto ante las catástrofes naturales y la enfermedad, pero he estado siempre totalmente desprovisto de él ante la persona que arremete.

Cambiar los códigos morales es siempre costoso: todos los herederos lo saben, los apostatas y los disidentes. Ya no somos capaces de juzgar el comportamiento nuestro (o el ajeno) que tuvimos bajo los códigos de entonces, basándonos en el código actual; pero me parece justa la cólera que nos invade cuando vemos que alguno de los “otros” se siente autorizado a juzgarnos a nosotros “apostatas” o, mejor dicho, convertidos otra vez.

La ascensión de los privilegiados, ( ) en todo lugar de convivencia humana, es un fenómeno angustioso pero inevitable: sólo en la utopías existe. Es deber del justo hacer la guerra a todo privilegio inmerecido, pero no debemos olvidar que se trata de una guerra sin fin. Donde hay poder ejercido por pocos, o por uno solo, contra muchos, el privilegio nace y prolifera, aun contra el deseo del poder mismo; pero es normal que el poder lo proteja y lo estimule.”

Entonces las palabras pueden ser usadas para denostar, para volvernos serviles y humillar, las palabras son un acto político o un esfuerzo del alma, las palabras son huerto y fruto, vid y uva, vino y sangre. La palabra se puede comer rápido o despacio, sazonarse y condimentarse, se pueden hacer todo tipo de pasteles y platillos, la palabra puede tejerse con cuidado, con voluntad y frescura, la palabra es buen alimento y cobija, nos cuida y nos alimenta.

Alejandro.

El espirítu del dolor del amor.


El amor (el dolor).
Ese día el pequeño Eros estaba jugando, lanzo un dardo y le dio a él, lanzo otro y le dio a ella,

Ahí estaban ambos, sin mirarse, sin sentirse, sin saberse como ambos eran el uno para el otro.

Cada uno se levantó, él la miro y se dio cuenta de cuánto la necesitaba, ella se echo a andar, dejando su corazón sobre la banca, él dejo un suspiro, ambos se iban con sus parejas, sabiendo que el amor lo habían dejado en la banca.
El dolor, no necesita grandes palabras, solo existir, no es breve, no es suave, es humano, es también un don de Dios.

Alejandro.

El espirítu de los amantes 2

Los amantes de la noche.

"...el amante es el ser a través del cual viven todas las cosas"
Ibn Arabi Tratado del Amor
Ellos están ahí, aguardando a que llegue la noche, ellos solo existen en las noches en las cuales la luna llena todo con su luz, aquellas noches en las cuales los amantes se aman, esas noches de los enamorados, de los solitarios.

En esas noches en las cuales ellos juegan y cantan, los amantes de la noche salen del espejo, por eso cuando miramos un espejo vemos una imagen, la de ellos recordándonos que somos amantes.

Ellos salen del espejo y se vuelven a unir, se besan y acarician y se suben al viento, se van volando, los amantes llegan a las nubes, juegan con ellas, las recorren y forman figuras, las prueban como si fuesen algodones de sabores, se ruedan en ellas y cantan, por que saben que las nubes están hechas de los sueños, de las esperanzas, de los deseos.

Los amantes llegan a la luna y corren, se abrazan y besan, y cuando tienen hambre comen un pedazo de luna, siguiendo las palabras de Sabines:

La luna se puede tomar a cucharadaso/ como una cápsula cada dos horas. /Es buena como hipnótico y sedante/ y también aliviaa los que se han intoxicado de filosofía./

Un pedazo de luna en el bolsilloes /el mejor amuleto que la pata de conejo: /sirve para encontrar a quien se ama, / y para alejar a los médicos y las clínicas. /Se puede dar de postre a los niñoscuando no se han dormido, /y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos/ ayudan a bien morir

Pon una hoja tierna de la luna/ debajo de tu almohada/ y mirarás lo que quieras ver./ Lleva siempre un frasquito del aire/ de la luna para cuando te ahogues, /y dale la llave de la luna a los presos y a los desencantados. /Para los condenados a muerte y /para los condenados a vida /no hay mejor estimulante /que la luna en dosis precisas y controladas.

Los amantes van con los solitarios y les susurran en cada oído, suavecito, tiernamente, las palabras de la vida, del amor y les dicen que solo los solitarios pueden amar de verdad, porque conocen el sabor de la soledad y la tristeza.

Los amantes vuelan y llegan al mar, se bañan de noche, toman un poco de espuma y lo tejen con la luz de luna y se visten con tonos únicos, los amantes caminan descalzos en la arena y sienten cada grano, los amantes se aman en la playa y el mar los cubre para que nadie pueda verlos.

Los amantes conocen el amor, por eso saben de tristezas y soledades, de alegrías y tristezas, los amantes se gozan y son generosos, saben que deben ser honestos, que los amantes solo pueden serlo cuando caminan juntos.

Al amanecer, los amantes se van a sus espejos mientras el malva sirve de tálamo a la noche y al día, ellos regresan a sus espejos, se besan, aguardando nuevamente a que la luna les hable y les invite a compartir.

Alejandro

El espirítu del amor


El amor.
Cuentan que hace mucho tiempo, tanto que no es posible contarlo, estaban jugando el deseo y la locura, ambos corrieron y el deseo abrazo a la la locura, ella gozo desenfrenadamente, de esa unión nació el amor, por eso el amor es tan loco, por eso solo llega, contundente, por eso es loco, por eso nos vuelve irracionales, nos hace vivir sin darnos cuenta del camino por el que andamos, por eso el amor, el verdadero suele ser deseo y locura, carne y placer, ternura, gozo y generosidad, es honesto, por que el deseo y la locura solo saben soñar.

Los amantes.

En una noche, una como cualquiera de esas noches llenas de estrellas y de luna, en las cuales el viento sopla con suavidad y nos refresca acariciando los cuerpos, la luna entro por la ventana de la habitación suavecito, despacio, con sigilo, ahí estaban los amantes, desnudos, mirándose fijamente, recorriendo su geografía con las yemas de sus dedos, aprendiéndose cada parte de cada cuerpo, elaborando un plano.

El la recostó suavemente y comenzó a besar cada parte de su cuerpo, de esa geografía que ya conocía, a cada parte le daba un nombre, en voz baja, para que solo quedara en la piel, la bautizaba con un beso, con este sencillo acto, el cuerpo de ella era ahora el de el, ahora eran uno solo.

Así las palabras se filtraron por los poros.

Esa noche ellos se abrazaron con ternura, suavemente, con la misma dulzura con la cual el Divino Alfarero soplo sobre el barro.

Ambos abrazados, unidos se quedaron dormidos, soñando uno en el otro, sabiendo que ahora eran uno solo, dos seres en una sola opción, la luna se acerco y con su luz y los arropo, mientras ellos soñaban que soñaban con el amor.

Alejandro.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Que puede ser la poesía

La poesía:

Realmente no sé cómo definir la poesía, pero León Felipe, ese viejo solía decir de los poetas que "escribían desde el punto exacto del hombre" y creo que es la más acertada de las que conozco, porque si ellos (los poetas) escriben desde ahí, la poesía es entonces, por propia definición el lugar exacto, el centro.

Quizá porque la poesía es un gran y hermoso embase que puede contener todo lo que es humano y mirar la verdadera relación entre este y el cosmos, entender desde ahí lo importantes que somos y saber que estamos hechos del mismo material que las estrellas y los sueños.

Por eso los poetas, los verdaderos solo hablan con la verdad, porque son solo eso, seres humanos, brújulas y sextantes, que buscan septentrión para guiar el alma y el espíritu humano.

Por eso los poetas aman, no adulan, defienden, no se humillan, gritan hasta desgarrar la garganta.

En fin, les dejo con unos vínculos (links) a algunas de mis poesías favoritas.

martes, 18 de noviembre de 2008

Para las ausencias y los exilios


Para los que ya no están Martín, para ti.

He descubierto que la gente buena es la que se va, es la exiliada, la ausente, he descubierto que es esa gente la que siempre hace falta. Por lo general son los tímidos, los opacos, aunque no siempre, a veces son los divertidos, los que están siempre rodeados de otros, pero son ellos los que se van.

Cuando parten, lo hacen sin hacer ruido, en silencio, solo toman sus recuerdos y su generosidad, se los colocan bajo el brazo y echan a andar.

Ahora que ya no estas, es cuando tu presencia más se siente, es curioso como vamos dándonos cuenta de las ausencias, de pronto, no estas ahí, sentado, con tus crucigramas, mirando la televisión y tu inseparable gorra, no estás en ningún lado.

Recuerdo como te conocí, de un modo truste y doloroso ¿lo recuerdas?, sin embargo, aunque nunca hablamos de eso, ni de otras cosas, estoy seguro que tu actitud fue voz y trueno para poder hablar y ser lo que fuimos.

No tuve oportunidad de despedirme, debi de haberlo hecho hace años, cuando tu hija y yo decidimos caminar en senderos diferentes, pero no tuve el valor de ver tu cara y mucho menos de tu mirada que seguramente hubiese dicho muchas cosas.

El viernes me avisaron que tu ya no estabas, que habias tomado tus sueños y tu esperanza y te habias ido. No se donde estas, solo se que las dos cosas impostergables e ineludibles en la vida existen y que tu ya has concluido tu camino.

Siempre he pensado que cuando nos vamos, solo nos cambiamos de casa, es reanudar el camino desde otro camino, por eso se que tu nuevo camino será bueno.

Por lo que nunca dijimos, por los silencios complices y por tu ausencia Martin.

Noviembre 14

lunes, 17 de noviembre de 2008

Un beso, tan solo un beso (Klimt)


como el agua que gotea de las chapas.
/ Y va al mínimo torrente, anda entre los pastos y se pierde.

Las mejores fotos de la historia

Las imagenes no son recuerdos, son voces que lleva el viento

Recopilación:


1. Afghan Girl [1984] Steve McCurry, 2. Stricken child crawling towards a food camp [1994] Kevin Carter, 3.The Power of One [2007] Oded Balilty 4.Conrad Schumann [1961] 5.The youngest mother [1939] Edmundo Escomel, 6.Burning Monk - The Self-Immolation [1963] Malcolm Browne 7.The plight of Kosovo refugees [1999] Carol Guzy 8.Reichstag flag [1945] Yevgeny Khaldei 9.Tiananmen Square [1989] Stuart Franklin 10.Larger then life [2004] George Steinmetz 11.Segregated Water Fountains [1950] Elliott Erwitt, 12.Omaha Beach, Normandy, France [1944] Robert Capa 13. Face off during the Oka Crisis [1990] Shaney Komulainen 14.Abbey Road [1969] Ian MacMillan 15.Lunch atop a Skyscraper [1932] Charles C. Ebbets, 16.Palestinian martyr [2000] 17.Albert Einstein [1951] Arthur Sasse, 18.Rue Mouffetard, Paris 1954 Henri Cartier-Bresson, 19.Fire on Marlborough Street [1975] Stanley J. Forman, 20. Oklahoma City Bombing [1995] Charles Porter, 21.The last Jew in Vinnitsa [1941] Unknown, 22.Dragging a vietcong soldier [1965] unknown, 23.The man falling [2001] Richard Drew, 24.Born Twice [1999] Max Aguilera-Hellweg, 25.Stopping Time [1964]Harold Edgerton, 26. Jeffrey Pine, Sentinel Dome Ansel Adams. 27.Conference of the Big Three [1945] Unknown 28.Sequence of a race horse galloping [1887]Eadward Muybridge.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Del espíritu de la física cuántica y el arte de tejer y amar.

hay pequeños hábitos de los que uno debe ir deshaciéndose, abrir los ojos y estar contigo, estar sin ti


Esto lo escribo para ti por que se que no lo vas a leer.

Como te he comentado, he decidido dejar que la vida ande, hoy estoy cierto de que el tiempo es relativo, no solo como un problema y fenómeno de la física cuántica, sino sobre todo porque existen líneas, vasos comunicantes entre lo ido y lo presente, hilos que se entrelazan y adquieren una nueva forma y dimensión, textura, color, diría que forma y aroma, acaso hasta sabor.

Por eso a veces es difícil dejar el presente, porque está atado al pasado, a esos olores, sabores, texturas, formas, yo creo que más que romper es saber tejer, buscar en la trama los nuevos matices, aquellos que la hacen única, tejer con dulzura y firmeza para que el urdimbre sea resistente, no se abra, no se deshile, no se rompa y fracture.

Creo, que guardando todas las proporciones y los sentimientos, estamos en ese proceso del tejer desde lo íntimo, con nuevos hilos, usando unos viejos, buscando la forma que deseamos aunque no sabemos cuál es porque aún no la encontramos o nos da miedo el mirarla.

Hoy tejemos como Aracne y Penélope, por desesperación, por aguardar.

Sabes, por eso creo que podemos seguir, de manera diferente, no importa si estamos rotos como la taza que tanto querías o las manos estén vacías o acaso y tan solo llenas de impotencia, como en Los Olvidados de Buñuel, pero tambien caminamos sobre nuestra posibilidad, ese camino mágico, como peregrinos en la Vía Láctea hacia Santiago de Compostela.

Tejer no es sencillo, es algo que requiere habilidad, conocimiento, imaginación, ternura, fuerza y por qué no, sabiduría e inteligencia.

Existen tejidos burdos y resistentes, otros finos y también resistentes, pero hay otros, esos son los menos, los que solo se hacen con la magia y que su trama es tan fina que no se notan las uniones, tejidos cuya trama los hace dúctiles y firmes, esos tejidos requieren del corazón y son los que duran toda la vida, son los que cuando te vas los usas de mortaja, porque, ¿que puede haber mejor? ... que esa suave tela llena de toda tu vida para que te envuelva , te acompañe y cobije.

Solo espero haber aprendido a tejer recordar cómo se anudan esos pequeños hilos, saber que oración o canto entonar, hacerlo suavecito, con voz muy bajita para que cada nudo se ajuste suavemente, saber cómo se deben de recorrer los hilos, con la punta de los dedos, así no solo sientes su textura, sino sientes su color, porque cada color es una voz que nos dice siempre en el corazón como hablar, como despedirnos y como dar la bienvenida, nos dice como aceptar y seguir andando, así el blanco puede ser la esperanza o las ausencias, el amarillo lo nuevo, el café la tierra, el origen. Sabes, también es importante recordar el tipo de aguja y saber que unas son largas, otras gruesas, porque así sujetan mejor, unas requieren de gran fuerza y valor, otras de ternura y suavidad, y por último (lo último como fin no existe, es solo otro punto de partida, un cruce de caminos), saber mirar, escuchar, oír para encontrar el diseño nuevo, hacerlo sin miedo, sin angustia, los diseños pasados ahí están, el nuevo viene de lo que hoy somos y de los sueños olvidados, la vida -parafraseando a Arreola- ¡está de parto!, dejando nacer los anhelos, del viento y del tiempo.

Estoy plenamente convencido que Dios me concedió un poco de tiempo, solo para que pudriera hacer algo que no sé que es, pero que ese tiempo esta consumiéndose y yo debo concluir, desde niño pensé que terminaría viviendo solo, en una cabaña, entre bosques y montañas, paseando con mi perro por las tardes, sembrando mis alimentos, escribiendo y pensando. Hoy se que no es así, el camino esta andado y no se puede desandar, ya no hay dolor, ni tristeza, todo ya fue, no queda nada.

Este tejido ha concluido, el corazón ya roto no resiste más, las lágrimas no logran brotar, las manos son débiles, las piernas no me sostienen, hay tanta tristeza que me cubre y me llena.

En fin, suceda lo que suceda, el destino está dado, no por otras manos sino por las nuestras, el mío desde hace mucho que lo empecé a enhebrar, es hora del tiempo, de ese tiempo que hoy es el nuestro, el de ayer y el de mañana.
Alejandro.

Carpe Diem e Incienso

Esto lo encontré navegando, es bello y es una joven quien dice con tanta exactitud, tal y como lo hace Benedetti, los dejo con un poco de ambos.
LAURA AVELLANEDA

ÚLTIMA NOCIÓN DE LAURA
a ana maría picchio
USTED MARTÍN SANTOMÉ no sabe
cómo querría tener yo ahora
todo el tiempo del mundo para quererlo
pero no voy a convocarlo junto a mí
ya que aún en el caso de que no estuviera
todavía muriéndome
entonces moriría
sólo de aproximarme a su tristeza

usted martín santomé no sabe
cuánto he luchado por seguir viviendo
cómo he querido vivir para vivirlo
pero debo ser floja incitadora de vida
porque me estoy muriendo santomé

usted claro no sabe
ya que nunca lo he dicho
ni siquiera
esas noches en que usted me descubre
con sus manos incrédulas y libres
usted no sabe cómo yo valoro
su sencillo coraje de quererme

usted martín santomé no sabe
y sé que no lo sabe
porque he visto sus ojos
despejando
la incógnita del miedo

no sabe que no es viejo
que no podría serlo
en todo caso allá usted con sus años
yo estoy segura de quererlo así

usted martín santomé no sabe
qué bien qué lindo dice
avellaneda
de algún modo ha inventado
mi nombre con su amor

usted es la respuesta que yo esperaba
a una pregunta que nunca he formulado
usted es mi hombre
y yo la que abandono
usted es mi hombre
y yo la que flaqueo

usted martín santomé no sabe
al menos no lo sabe en esta espera
qué triste es ver cerrarse la alegría
sin previo aviso
de un brutal protazo

es raro
pero siento
que me voy alejando
de usted y de mí
que estábamos tan cerca
de mí y de usted

quizá porque vivir es eso
es estar cerca
y yo me estoy muriendo
santomé
no sabe usted
qué oscura
qué lejos
qué callada

usted
martín
martín cómo era
los nombres se me caen
yo misma estoy cayendo

usted de todos modos
no sabe ni imagina
qué sola va a quedar
mi muerte
sin
su
vi
da.

Desde mis recuerdos


Hace casi 30 años yo estaba en mi pueblo, un lugar como aquellos con los cuales Rius sitúa sus historias, con campesinos, peones, curas y caciques, bicicletas, un pueblo como hay tantos.

Y a veces, cuando camino y miro el cielo, es como si viera ese mismo cielo del bajío, ese cielo que en las noches se llena de estrellas y desde la sierra la luna baja y te abraza mientras miras todo el bajío, mientras te das cuenta que el humo que sale del incienso son los deseos y los anhelos que van a correr buscando donde anidar.

A veces la vida nos ofrece caminos únicos, poco transitados, caminos que al recorrerse son diferentes y distantes e los caminos que los demás recorren, asi conoces y aprendes cosas que pocos saben como son, es aprender a mirar y a sentir desde el corazón, a sentir desde el hígado y el estomago, a saborear el dolor en los huesos, es saber que los amigos serán siempre pocos.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Carta de despedida

Esto lo ha escrito Gabriel García Marquez y lo interpreta una mujer joven que nos ayuda a sentirlo con la fuerza que da la palabra, que lo disfruten.

Nubes

Esto lo hice pensando en esas imágenes de sueños, de caminos andados, de rostros, de montañas, de mares, recuerdos de océanos cruzados buscando nuevas tierras, guiándose por el astrolabio y el sextante, marineros que solo son recuerdos, imágenes que han sido, que son y que serán, asombros y despertares, cansancio y letargo, nostalgia, cuerpo y espíritu, deseo y pasión.
Alejandro.

sábado, 1 de noviembre de 2008

BALADA PARA UN LOCO Astor Piazzolla - Horacio Ferrer (1969)

Balada para un locoTango
Voz Masculina 1969
Música: Astor Piazzolla
Letra: Horacio Ferrer

Las tardecitas de Buenos Aires tienen ese qué sé yo, ¿viste? Salís de tu casa, por Arenales. Lo de siempre: en la calle y en vos. . . Cuando, de repente, de atrás de un árbol, me aparezco yo. Mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizonte en el viaje a Venus: medio melón en la cabeza, las rayas de la camisa pintadas en la piel, dos medias suelas clavadas en los pies, y una banderita de taxi libre levantada en cada mano. ¡Te reís!... Pero sólo vos me ves: porque los maniquíes me guiñan; los semáforos me dan tres luces celestes, y las naranjas del frutero de la esquina me tiran azahares. ¡Vení!, que así, medio bailando y medio volando, me saco el melón para saludarte, te regalo una banderita, y te digo...

(Cantado)

Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao...
No ves que va la luna rodando por Callao;
que un corso de astronautas y niños, con un vals,
me baila alrededor... ¡Bailá! ¡Vení! ¡Volá!

Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao...
Yo miro a Buenos Aires del nido de un gorrión;
y a vos te vi tan triste... ¡Vení! ¡Volá! ¡Sentí!...
el loco berretín que tengo para vos:

¡Loco! ¡Loco! ¡Loco!
Cuando anochezca en tu porteña soledad,
por la ribera de tu sábana vendré
con un poema y un trombón
a desvelarte el corazón.

¡Loco! ¡Loco! ¡Loco!
Como un acróbata demente saltaré,
sobre el abismo de tu escote hasta sentir
que enloquecí tu corazón de libertad...
¡Ya vas a ver!

(Recitado)

Salgamos a volar, querida mía;
subite a mi ilusión super-sport,
y vamos a correr por las cornisas
¡con una golondrina en el motor!

De Vieytes nos aplauden: "¡Viva! ¡Viva!",
los locos que inventaron el Amor;
y un ángel y un soldado y una niña
nos dan un valsecito bailador.

Nos sale a saludar la gente linda...
Y loco, pero tuyo, ¡qué sé yo!:
provoco campanarios con la risa,
y al fin, te miro, y canto a media voz:

(Cantado)

Quereme así, piantao, piantao, piantao...
Trepate a esta ternura de locos que hay en mí,
ponete esta peluca de alondras, ¡y volá!
¡Volá conmigo ya! ¡Vení, volá, vení!

Quereme así, piantao, piantao, piantao...
Abrite los amores que vamos a intentar
la mágica locura total de revivir...
¡Vení, volá, vení! ¡Trai-lai-la-larará!

(Gritado)

¡Viva! ¡Viva! ¡Viva!
Loca ella y loco yo...
¡Locos! ¡Locos! ¡Locos!
¡Loca ella y loco yo

video

Mictlán




Dos de noviembre Chalchiuhtotoli: 1-Atl

Sólo venimos a dormir, sóño venimos a soñar

LA VIDA PASA...
¡Oh flores que portamos,
oh cantos que llevamos,
nos vamos al Reino del Misterio!
¡A1 menos por un día
estemos juntos, amigos míos!
¡Debemos dejar nuestras flores,
tenemos que dejar nuestros cantos:
y con todo la tierra seguirá pennanente!
¡Amigos míos, gocemos: gocémonos, amigos!
Cant. Mex., f. 35 v., Iin. 16 ss. Anónimo de Chalco.
-------------------------------------
ENIGMA DE VIVIR
No es verdad que vivimos,
no es verdad que duramos
en la tierra.
¡ Yo tengo que dejar las bellas flores,
tengo que ir en busca del sitio del misterio!
Pero por breve tiempo,
hagamos nuestros los hermosos cantos.
Cant. Mex., f. 35, lin. 10 ss. Anónimo de Chalco

-------------------------------------------

MUERTE FATAL
¡A dónde iremos que muerte no haya?
Por eso llora mi corazón.
¡Tened esfuerzo: nadie va a vivir aquí!
Aun los príncipes son llevados a la muerte:
así desolado está mi corazón.
¡Tened esfuerzo: nadie va a vivir aquí!
Cant. Mex., f. 70 R., lin. 27 ss. De Tenochtitlan, con la misma ocasión.

LLorar a lágrima viva

video
LLORAR A LÁGRIMA VIVA...

Llorar a chorros.
Llorar la digestión.
Llorar el sueño.
Llorar ante las puertas y los puertos.
Llorar de amabilidad y de amarillo.

Abrir las canillas,
las compuertas del llanto.
Empaparnos el alma,
la camiseta.
Inundar las veredas y los paseos,
y salvarnos, a nado, de nuestro llanto.

Asistir a los cursos de antropología,
llorando.
Festejar los cumpleaños familiares,
llorando.
Atravesar el África,
llorando.

Llorar como un cacuy,
como un cocodrilo...
si es verdad
que los cacuyes y los cocodrilos
no dejan nunca de llorar.

Llorarlo todo,
pero llorarlo bien.
Llorarlo con la nariz,
con las rodillas.
Llorarlo por el ombligo,
por la boca.

Llorar de amor,
de hastío,
de alegría.
Llorar de frac,
de flato, de flacura.
Llorar improvisando,
de memoria.
¡Llorar todo el insomnio y todo el día!

Oliverio Girondo
video

Un cuento como todos los cuentos...


EL PRINCIPE ENCANTADO (tan solo un cuento)

Esta historia sucedió hace muchos, pero muchos, muchos años y como todas las historias tienen un principio. En un lugar muy, pero muy lejano había un reino, el cual tenia como todos los reinos un rey y una reina, los reyes del país.
Un día el rey le dijo a la reina, oye mi amor, ¿a que horas sales al pan? Y ella como toda una real reyna (por que era de verdad) le dijo al rey, pos fíjese mi rey que al ratito, tu dices si me acompañas. Así el rey asintió, salió fuera del palacio y aguardo a la bella reina en la esquina, al verla llegar, se ajusto el cinturón (se le caían los pantalones) y le dijo quihubole mi quin, aquí esta su rey, ton´s que, ¿vamos por el pan?, aunque no sea tiempo de elecciones.. Así ambos encaminaron sus pasos hacia la real panadería, donde la reina compro unos birotes, unos ojos de pancha, unos besos y unas teleras, al salir el rey le dijo a la reina, oiga su majesta, pos que no habrá chance de que me dé una telera es que sé ven y bien guenas, a lo cual la reina se sonrojo y le dijo, pos ya vas, pero nomás que en lo oscurito, no sea que pase la gente y nos vea y ya ve como son de habladores.
Y sucedió lo que debía de suceder, el rey se comió las teleras de la reina y ambos se agasajaron los besotes que… qué bárbaro. Y como suele suceder a los nueve meces en punto nació una bella princesita, y para que la gente no anduviera murmurando por ahí, pos que le organizan un bautismo de lux.
Ya la pachanga estaba en su apogeo, el rey echándose unas canciones de amor y unos tragos de alcohol del 96 que no vea usté, la reina platica y platica con sus amigas, ay sí, es que fue un parto psicorofilaptico, es lo mejor de todo, fui a jiuston pa´ tener a la beiby, y yo como soy bien buena mamá le voy a dar pecho aunque no mucho por que el rey siempre anda pidiendo las sobras.
Así estaba todo el palacio de hierro (que era de latón, pero se oye más importante), llegaron las hadas madrinas, y eran madrinas de verdad, hasta traían sus judas por si acaso, y la mas pachanguera de las tres estaba pero si bien feliz, litro tras litro de pulque y ella como si nada, le había entrado al mole, al pipían, a todo, si de verdad a todo y si no que le pregunten a los guardias del palacio.
En ese momento se escucho un tronido bien fuerte, hasta parecía que los estaban desalojando con buldózer, pero no, era el hada mala, ella estaba ardida por qué no la habían invitado al ágape. Así que se coloco en medio del gran salón y le dijo a la pequeña princesita, yo te voy a echar un conjuro de eyemo (perdón, ese es colirio) y le dijo que no sería feliz hasta que no llegara su pitufo, su cuico, su príncipe blu, mientras tanto sufriría de callos, verrugas y dolores de estomago con fuertes diarreas y evacuaciones como si anunciaran una bomba o un incendio.
El hada madrina buena, si hombre…, la de los guardias, se acerco y le dijo que la princesita rompería el hechizo cuando besara a su amado y de puro coraje le regalo un tubo de picrato compuesto al hada mala para las quemadas y las ardidas.
Con este tremendo susto, la fiesta se termino, pero como el rey ya andaba encarrerado decidió rápidamente seguirse la juerga con sus cuates, total, su hija ni cuenta se había dado y la reina estaba tan asustada que se desmayo.
Pasaron los años y la princesita, vivía sola y triste en su castillo (ya habían hecho algunas mejoras al palacio, es que en tiempo de lluvias parecía alberca, de esas que se dan por aquellas fechas allá por Chalco), y un día andando por los jardines escuchó una pequeña y lejana voz que le decía: Hola mamacita, que buena estas.
Ella espantada pensó que un retortijón y procediendo a excusarse, se retiraba a sus reales excusados cuando esa vocecita le dijo: Acá abajo babosa.Ella no alcanza a entender (es que la neta del planeta, si era medio babosa) y se acomodo para aposentarse en una banca Y la vocecita que provenía de un sapo pintado de blu le dijo, cuidado que si las quiero pero no de golpe y brinco y brinco, porque si no... Pos se termina el cuento.
La princesita al ver que la voz provenía del sapito azul le dijo y tú qué quieres A lo cual el sapito le respondió, yo pos todo mamacita, cosa de que tu también quieras y veras que divertida nos damos.
Ella fascinada tomo al sapito entre sus manos y... Como este es un cuento interactivo tiene tres finales, elige el que más te guste y disfrútalo.
Final uno: Lo acerca a su boquita y le da un ósculo, si hombre ¡un ósculo!, no es que se notara nada, conste que se lo dio con cuidadito, el ósculo, lo demás lo hizo después cuando de pronto el sapito se convirtió en papá pitufo vestido de policía, él le dio... mal pensada, si, le dio otro ósculo y vivieron muy felices hasta que les cayo la esposa de él.
Final dos: Ella lo toma entre sus manitas, lo acerca lentamente a su sensual boca, la abre y ZAZ que se lo come.
Final tres: Ella hace lo mismo, lo acerca a su boca, lo huele y lo GUACAREA.
Bueno bolas y bolitas, esos y esas, como dijo aquel tan, tan y colorín colorado, este cuento aquí ha empezado, por cierto una foto del sapito se incluye al inicio.
Alejandro

El Preich


El Perich fue uno de esos seres maravillosos que otro ser humano generoso te enseña en tu camino y del cual (El Perich) aprende que es posible disfrutarlo, de reír, y aprender con la libertad que existe cuando tienes el valor de expresarlo y compartirlo, los dejo con El Perich




Me gustaría ahora intentar haceros partícipes del increible talento de el Perich, al que calificativos como "humorista" se le quedan cortos. Su vitriólica y devastadora visión del lamentable género humano siempre permaneció inalterable hasta el último momento, siempre buscaba con avidez sus colaboraciones en los distintos diarios o revistas que leía. Su amor al whisky y a los gatos, su terca resistencia ante la mediocridad generalizada de nuestro tiempo, sus lúcidos y sarcásticos comentarios sobre la dañina estupidez de políticos, militares, banqueros, empresarios, curas y todos aquellos que convierten el maravilloso lugar que debería ser el mundo en que vivimos en un infecto lodazal de hipocresía y maldad siempre me hicieron tener claro en el lado en el que estaba: el lado en el que estaba el Perich. Por eso y en memoria del gran hombre que hizo que un triste 1 de febrero de 1995 a las siete de la mañana, en un vagón del metro rumbo a ocho horas de vomitivo trabajo, un servidor no supiera donde esconder la cara al leer la noticia de su desaparición física quiero dedicar este pequeño espacio a su memoria


La Iglesia sigue firme en su postura: la homosexualidad es cosa de maricones.

Gracias a la libertad de expresión hoy ya es posible decir que un gobernante es un inútil sin que nos pase nada. Al gobernante tampoco.

El hombre es el animal más parecido al ser humano.

Nuestro sistema fiscal es una maravilla: el que tiene más, paga más, y el que tiene menos también paga más.

La gente joven está convencida de que posee la verdad. Desgraciadamente, cuando logran imponerla ya ni son jóvenes ni es verdad.

Cuando nos peguen una patada en los huevos, es mejor ofrecer la otra mejilla, porque si repiten en el mismo lugar, vamos listos.

Fumar en exceso es malo. Beber en exceso es malo. Comer en exceso es malo. Follar en exceso es difícil.

Los amigos son para las ocasiones, salvo en determinados círculos político-económicos, en los que las ocasiones son para los amigos.

Es absolutamente imposible contemplar una puesta de sol de cerca. Por eso el hombre inventó el huevo frito.

Si bien es cierto que el camello es el animal que más tiempo puede permanecer sin beber, es preciso reconocer que cuando bebe se pone insoportable.

Después de comer es necesario esperar dos horas si queremos bañarnos. Si no queremos bañarnos, hemos de esperar, lógicamente, más tiempo.

Dios, dicen, está en todas partes. No tiene gran mérito: la coca-cola también.

La religión sirve para ayudarnos y consolarnos ante unos problemas que no tendríamos si no existiese la religión.

A los picapedreros, cuando les condenan a trabajos forzados, les obligan a escribir poesías.

Un fanático es un individuo que tiene razón aunque no tenga razón.

Gracias a la guerra uno no solo puede morir por sus ideales, sino que incluso puede morir por los ideales de otro.

El mejor control de natalidad sería que las mujeres pusieran huevos. Que quieres tener un hijo, se incuba; que no se quiere tener, te haces un huevo frito.

El Quijote no es solo uno de los libros más leídos del mundo, sino uno de los menos leídos si contamos la gente que no lo ha leído.

El agua es un líquido incoloro, inodoro, insípido, estúpido, gilipollas, imbécil y cretino.

Desde un punto exterior a un recta es posible trazar varias perpendiculares. Eso sí, hay que estar muy borracho.

Política internacional: La mejor prueba de que en los Estados Unidos cualquiera puede llegar a presidente, la tenemos en su presidente.

Cantos de sirena: Como todo el mundo sabe, los cantos de las sirenas atraen a los hombres para luego acabar con ellos. Especialmente las sirenas de las fábricas.

Geopolítica: Recibe el nombre de "mundo libre" aquella parte del mundo que está en poder de Estados Unidos.

¿Queda algún misterio por descubrir en el ser humano? Uno e importante. Aún no se sabe cómo es posible que cuando un fumador se traga el humo, éste no le salga por el culo.

Experimento: Si usted, querido lector, se dedica a contar hasta sesenta con la debida cadencia, habrá pasado un minuto de su vida en el más puro y perfecto estado de estupidez. Muchas gracias.

Inventos: El autogiro se debe a un inventor español: De La Cierva. No sé si será por ello que todo el mundo utiliza el helicóptero.

Uno de los inconvenientes de ser pobre es que encima te obligan a ser honrado.

La esclavitud no se ha abolido, se ha puesto en nómina.

Lo de "creced y multiplicaos" va dirigido a los hombres. Lo de "creced y dividíos" va dirigido a los hombres de izquierdas.

Colores: Mi color rojo preferido es el verde.

Gila - Guerra

Gila;
Algo sobre este cómico republicano, mordaz y sincero:
¿Está el enemigo? ¡Que se ponga!

Explicaba que desde que nació hasta cumplir los tres años fue una hermosa niña de ojos azules y rubios tirabuzones, pero como la gente de aquella época era muy antigua empezaron a criticarle porque decían que los niños tenían que ser morenos y con bigote; así que no le quedó más remedio que hacerse niño.

Hecho casi medio hombre y con cuatro pelos de bigote se enroló en el 5º Regimiento del Ejercito Republicano, y después de pasar hambre y correr mas que un galgo, fue hecho prisionero y fusilado en Córdoba por las tropas del General Yagüe.
Según él, lo fusilaron mal porque estaban borrachos y no acertaron.

Decía que prefería tres guerras a un servicio militar: " ¿Qué es eso de "derecha, AR; media vuelta, AR; izquierda, AR? ¿ Y la manía que tienen de que todos vayan al mismo paso, pierna arriba, brazo abajo, derecha, izquierda, derecha izquierda derecha, AR? Si parecen coristas."

En el año 1951 debutó en el teatro con sus inolvidables monólogos y teléfono en mano (cabe recordar que Telefónica le obsequió con un teléfono de plata por lo mucho que hizo el humorista con el teléfono durante más de 40 años), y a través del cual comunicaba "la maldad de los hombres dicha con la ingenuidad de los niños". ¡Y cuanto sabia y lo que se callaba!

- ¿Está el enemigo? ¡Que se ponga!. Que hoy no disparéis de 4 a 6 porque dan el Tour, y que a ver si me devolvéis la bala porque no me quedan más.

En el año 1968 sé auto exilió durante 20 años en países latinoamericanos como Argentina, México, Chile y Estados Unidos.
Una vez constituida la democracia y al observar que la cosa había cambiado en España, decidió volver y continuar con su carrera. Su guerra todavía no había acabado.

El pasado día 13 de Julio de 2001 falleció este madrileño a los 82 años en Barcelona, cuyo nombre era Miguel GILA Cuesta.

Al día siguiente (hoy día 14 en el que escribo) se realizan sus funerales y otros, otros, otros que tienen "su guerra" asesinan a sangre fría en plena fiesta de los Sanfermines al concejal de UPN (Unión del Pueblo Navarro) Sr. José Javier Múgica Astibia, y hace un par de horas al jefe de la unidad general de inspección de Guipúzcoa de la Ertzaintza Sr. Mikel Uribe. Todo esto ha ocurrido el mismo día en que el Sr. José Ibarretxe toma posesión del cargo de lehendakari del Gobierno Vasco y anuncia la composición de su nuevo Gabinete.

- ¿Está Dios?. ¡Que se ponga!.
- Que me da igual el Padre, el Hijo o el Espíritu Santo; ... es igual ¿eres San Pedro?
- Bueno, que por aquí debes tener a uno vestido con una camisa roja y con un teléfono en la mano,... si, si, ... que comunica y no puedo hablar directamente con él. Le dices que soy su sargento, que cuelgue y que vuelva, porque estábamos en formación y les di descanso, y el se ha marchado al cielo.

Guitarra negra 1 / 2 Alfredo Zitarrosa

La primera vez que escuche este hermoso poema, este epico canto, fua en el Auditorio Nacional en 1977 o 1978, yo estudiaba Antropologia en la ENAH, en el Museo y al esccharla, senti como penetraba por los poros y como pasa a ser parte de mi, no un recuerdo, no solo memoria, sino carbe, corazón, higado…
Cómo haré para tomarte en mis adentros, guitarra. Cómo haré para que sientas mi torpe amor, mis ganas de sonarte entera y mía (….) Cómo entregarte todos esos nombres y esa sangre, sin inundar tu corazón de sombras, de temblores y muerte, de ceniza, de soledad y rabia, de silencio, de lágrimas idiotas. (….) Hoy anduvo la muerte buscando entre mis libros alguna cosa. Hoy por la tarde anduvo, entre papeles, averiguando cómo he sido, cómo ha sido mi vida, cuánto tiempo perdí, cómo escribía cuando había verduleros que venían de las quintas, cuando tenía dos novias, un lindo jopo, dos pares de zapatos, cuando no había televisión, ese mundo a los pies, violento, imbécil, abrumador, esa novela canallesca escrita por un loco. Hoy anduvo la muerte entre mis libros buscando mi pasado, buscando los veranos del 40, los muchachitos bajo la manguera, las siestas clandestinas, los plátanos del barrio, asesinados, tallados en el alma (….) Y por todos nuestros muertos. Y he sabido, guitarra, que este otro perro que criaste, ladrador, campesino, a veces manso o vigilante, que roe su propio hueso en la penumbra y gruñe, cual casi todo perro popular, vagará por tus anchas veredas, tus milongas sangrantes, hasta morir también, tal vez un día, de soledad y rabia. De ternura. O de algún violento amor: de amor, sin duda.
Alfredo Aitarrosa (guitarra negra)