sábado, 19 de junio de 2010

Islam: La sumisión a Dios el Altísimo


Si sale a esforzarse por su niño, está en el camino de Dios; si sale a esforzarse por sus padres ancianos, está en el camino de Dios; si sale a esforzarse para sí mismo y no tiene que pedirle a los demás, está en el camino de Dios, pero si sale a esforzarse por presunción y orgullo, está en el camino de Satán.
Sahih At-Targuib wa Tarhib, Al-Albani.

El sirviente de Alá permanecerá de pie en el Día de la Resurrección hasta que se le hagan cuatro preguntas: por su vida y a qué la dedicó, por su juventud y cómo la usó, por sus propiedades, la forma de adquirirlas y el manejo que hizo de las mismas y por su conocimiento y por cómo lo utilizó.
Iqtidah Al-´ilm wa Al-´amal, Al-Albani.

¡Busca en lo que Alá te ha dado la morada postrera, pero no olvides la parte que de la vida de acá te toca! ¡Sé bueno, como Alá lo es contigo!¡No busques corromper en la Tierra, que Alá no ama a los corruptores!
Corán 28:77

No es seguro el Islam de un individuo hasta que se someta y se entregue.

Quien aspire un conocimiento que este más allá de su capacidad de saber, y su intelecto no se satisface con su rendición, su deseo lo velará del entendimiento puro del monoteísmo, de la claridad de la comprensión y de la fe verdadera.

Vaciliará entre la incredulidad y la fe, entre la afirmación y rechazamiento, entre la rendición y el reproche, obsesionado, descaminado, en la incertidumbre, divagante. Sin ser un creyente veraz, ni un infiel negador.
Abu Yafar At-Tahaui en Aquidah Tahawiah

Avicena Avicena (latinización del nombre árabe Ibn Sīnā) es el nombre por el que se conoce en la tradición occidental a Abū ‘Alī al-Husayn ibn ‘Abd Allāh ibn Sīnā (en persa: ابو علی الحسین ابن عبدالله ابن سینا, en árabe: أبو علي الحسین بن عبدالله بن سینا)

El conocimiento de cualquier cosa, dado que todas las cosas tienen causas, no es adquirido o completo a menos que sea conocido por sus causas.
Es evidente que todo lo que no existe al principio y luego existe es determinado por algo aparte de si mismo En lo que respecta a la esencia mental, la encontramos en los infantes desprovista de cualquier forma mental.

Ahora está establecido en las ciencias que ningún conocimiento es adquirido excepto a través del estudio de sus causas y comienzos, si es que ha tenido causas y comienzos

Aquello cuya existencia es necesaria debe necesariamente ser una esencia Por lo tanto en medicina debemos saber las causas de la salud y la enfermedad La medicina considera al cuerpo humano en lo que respecta a los medios por los cuales es curado y por los cuales es apartado de la sal

ud. Averroes
Latinización del nombre árabe Ibn Rushd es el nombre por el que se conoce en la tradición occidental a Abū l-Walīd Muhammad ibn Ahmad ibn Muhammad ibn Rushd (en árabe أبو الوليد محمد بن أحمد بن محمد بن رشد)(Córdoba, Al-Andalus, 1126 - Marrakech, 10 de diciembre de 1198).

Cualquiera que se familiarice completamente con la anatomía y la fisiología humanas observará como se incrementa su fe en Dios.

Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia, la estupidez, la riqueza y la pobreza. En la naturaleza nada hay superfluo.

Quien habla de cosas que no le atañen, escucha lo que no le gusta.

Todas las religiones son obras humanas y, en el fondo, equivalentes; se elige entre ellas por razones de conveniencia personal o de circunstancias.

Tratado decisivo que determina la naturaleza de la relación entre Religión y Filosofía, escrito por Averroes.
• La Ley obliga a hacer estudios de Filosofía o Si los estudios teológicos del mundo son filosóficos, y la Ley obliga a realizar dichos estudios, entonces, la Ley obliga a hacer filosofía o La Ley obliga a realizar estos estudios. o Estos estudios deben realizarse de la mejor manera, a través del razonamiento demostrativo. o Para dominar este instrumento, el pensador religioso debe llevar a cabo un estudio preliminar de lógica, de la misma manera que un abogado tiene que estudiar razonamiento legal. Esto no es más herético en un caso que en el otro. Y la lógica tiene que ser aprendida de los maestros de la antigüedad, independientemente del hecho de que no sean musulmanes. o Después de la lógica debemos proceder a filosofar correctamente. También acá debemos aprender de nuestros predecesores, igual que en matemáticas y en leyes. Por lo tanto está mal prohibir el estudio de lo filosofía antigua. El peligro que pueda presentar es accidental, tal como el peligro de tomar medicina, tomar agua o estudiar leyes. o Para cada hombre la Ley ha previsto un camino hacia la verdad de acuerdo a su naturaleza, a través de métodos demostrativos, dialécticos o retóricos.
• La Filosofía no contiene nada que se oponga al Islam o La verdad demostrativa y la verdad de las escrituras no pueden estar en conflicto o Si el aparente significado de las Escrituras está en conflicto con las conclusiones de la demostración, entonces deben ser interpretadas alegóricamente, es decir, metafóricamente. o Con respecto a estas cuestiones tan difíciles, el error cometido por un juez calificado en la materia es perdonado por dios, mientras que el error por parte de una persona no entendida en la materia no es perdonado.
• Las interpretaciones filosóficas de las Escrituras no deberían ser enseñadas a las mayorías. La Ley provee otros métodos para enseñarles. o El propósito de las Escrituras es enseñar las ciencias teóricas y prácticas y la práctica y las actitudes correctas. o Cuando se usan símbolos, cada tipo de personas, demostrativas, dialécticas o retóricas deben tratar de entender el sentido interior simbolizado o el restarle al contenido con el aparente sentido, de acuerdo a sus capacidades. o Explicarle el sentido interno a personas que no están capacitadas para entender, es destruir su fe en el sentido aparente sin reemplazarlo por otra cosa. El resultado es descreencia en alumnos y profesores. Es mejor para el estudioso profesar la ignorancia, citando el Corán sobre los límites del entendimiento humano. o Los métodos apropiados para enseñar a la gente están indicados en el Corán, como sabían los primeros musulmanes. Las partes populares del Libro son maravillosas en responder a las necesidades de todo tipo de mentes.

Abū Bakr Muhammad
Ibn 'Alī Ibn al-'Arabi
En árabe أبو بكر محمد بن علي ابن عربي الحطمي (Murcia, 26 de julio de 1165 – Damasco, 16 de noviembre de 1240 ), más conocido como Ibn Arabi, “Tarjuman – Ibn Arabi.

¡Camellero!, no tengas prisa en llevarla y espera, ya estoy lastimado de seguir sus huellas. Detén las monturas, sujeta sus riendas.
¡Por Allâh, por mi pasión y mi dolor! ¡Camellero! Mi alma está dispuesta, pero mis pies no me llevan. ¡Quién me ofreciera piedad y ayuda! En la ausencia nostalgia me consume, hallarte no me sacia. Nostalgia son presencia y lejanía.
Su encuentro es un dolor inesperado, es pasión el remedio todavía. Porque contemplo una visión que aumenta la unión mayor, fulgor y majestad en su belleza.
No hay quien escape a una pasión que crece vecina a la hermosura en mística armonía. Su campamento yace ya en ruinas.
Mi amor es siempre nuevo dentro del corazón y no envejece. Ruina y llanto el recordarlas siempre derrite el alma.
Lleno de amor grité detrás de sus cabalgaduras: ¡La tan rica en belleza! Aquí yo quedo tan pobre, con el rostro dado al polvo, de tierno amor. El amoroso anhelo me sublima (ánjada), la paciencia me lleva a lo profundo (áthama).
Así estoy entre el monte (Najd) y la ribera (Tihama), tan divergentes que jamás se encuentran. En mi ruptura no cabe la armonía (Nizam).
¡Qué dolor en mi corazón! ¡Qué gozo en mi alma! ¡Qué dolor! ¡Qué gozo! ¡Nunca oísteis hablar de un amor tan íntegro y noble, que aunque enfermo se siente gozoso en su pena y apenado en el goce!

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario